Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El párroco de Borja, imputado por apropiación indebida y abusos sexuales

Momento de la detención del cura de BorjaEFE

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tarazona, Nieves Pérez, ha imputado a Florencio Garcés, párroco de la localidad zaragozana de Borja, como presunto autor de dos delitos: un delito continuado de apropiación indebida y agravada por la cantidad de 185.183,63 euros, y un posible delito contra la libertad sexual, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). Garcés, por su parte, ha defendido en todo momento su inocencia y ha expresado a través de su abogado su agradecimiento a los vecinos de esta localidad zaragozana por sus muestras de apoyo y cariño.

Florencio Garcés, de 79 años, compareción este este domingo en el mencionado Juzgado. Tras su declaración, la juez, a petición del fiscal, ha decretado libertad provisional, con la obligación de presentarse en el Juzgado "semanalmente y cuantas veces sea llamado". Además el párroco ha tenido que entregar su pasaporte.
El cura fue detenido el viernes por la Guardia Civil, en el marco de la Operación 'Espino', como presunto autor de un delito continuado apropiación de los fondos de una parroquia, por una cuantía aproximada de 210.000 euros, dos delitos de simulación de delito, un delito continuado de abusos sexuales y un delito de coacción y blanqueo de capitales.
Además, otras cinco personas han sido detenidas en la misma operación, como presuntas autoras de delitos de extorsión, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal. Pasarán a disposición judicial entre el martes y el miércoles.
Por el momento, a la espera de nuevas declaraciones y pruebas que se puedan aportar a la causa, la imputación sobre el párroco se basa únicamente en la posible comisión de los dos delitos antes mencionados, han subrayado desde el TSJA.
El párroco defiende su inocencia
El abogado Enrique Trebolle ha explicado que el párroco "se está recuperando" tras pasar dos noches en dependencias policiales, donde "ha sido bien tratado", si bien "por su edad y su situación física está cansado y se está recuperando".
De momento, Florencio Garcés permanece fuera de Borja, donde fue detenido este viernes, y "desde el punto de vista anímico está convencido de lo manifestado ante la Guardia Civil y el Juzgado de Instrucción".
En todo momento ha defendido su inocencia y "le vamos a defender, entendemos que es inocente y que hay razones suficientes para defenderlo", ha señalado Trebolle, al apuntar que ahora esperan para ver "cómo se desarrollan los hechos", para presentar después "las pruebas oportunas" que demuestren su inocencia y ha confiado en que "la propia instrucción esclarecerá todo".
Respecto a las concentraciones que han celebrado este fin de semana los vecinos de Borja para mostrar su apoyo al párroco, el abogado ha detallado que Garcés ha mandado, a través de amigos, un mensaje "agradeciendo todas las muestras de apoyo, solidaridad y preocupación por él".
"Lo querría hacer personalmente pero no es posible por sus circunstancias, su situación y edad aconsejan que no esté allí", en Borja, aunque "es conocedor de todas las muestras de apoyo" de sus vecinos y las agradece, ha afirmado Trebolle.