Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confiesa que mató a su bebé por celos de la atención que recibía tras superar el cáncer

Ryan Lawrencecuatro.com

Un hombre de 25 años ha admitido ante un juez de Onondaga, estado de Nueva York, ser culpable de matar a su hija de dos años.  Ryan Lawrence explicó ante el tribunal que lo juzga que sentía celos por la atención familiar y mediática que recibía la pequeña Maddox, tras superar un cáncer.

 El pasado 20 de febrero la Policía del condado neoyorquino emitió una orden de búsqueda para Ryan Lawrence y su hija tras la denuncia de su desaparición.
Un día después fueron encontrados los restos de la niña de 21 meses en un puerto de Siracusa. Sucesivamente fue detenido Lawrence al que se le imputó por el asesinato de la pequeña, según ha publicado un periódico local de la ciudad estadounidense.
El padre contó a los jueces que mató a su hija golpeándola con un bate de béisbol, luego quemó su cuerpo y tras meterlo en una bolsa con un ladrillo lo lanzó a un arroyo de la localidad de Onondaga.
El abogado de Lawrence argumentó que el hombre estaba sufriendo una "perturbación emocional extrema".
La defensa y el tribunal llegaron a un acuerdo para que el acusado admitiera su crimen y una pena de 25 años de prisión, con la posibilidad de salir de la cárcel en libertad condicional tras cumplir ese tiempo.