Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre mata a sus dos hijos ahogándoles en el domicilio familiar en Jaén

Los pequeños tenía tres y once años

La mujer detenida este jueves por la noche en Jaén capital como supuesta autora de la muerte de sus dos hijos por ahogamiento, cuya identidad o edad no han trascendido aún, sufría "depresiones" y estaría casada o emparejada, según uno de los vecinos de la calle Alcalde Cancio Uribe, donde ha acontecido el crimen.
Los hechos han ocurrido en una vivienda ubicada en el número dos de la calle Alcalde Cancio Uribe, en el barrio de La Alcantarilla de la capital del Santo Reino. Lo que ha trascendido hasta el momento es que un familiar de la presunta parricida telefoneó en torno a las 19.10 horas a los servicios de urgencia avisando de que la mujer, que se encontraba en el domicilio familiar junto a sus dos hijos, amenazaba con acabar con la vida de ambos.
Inmediatamente, fueron movilizados efectivos de la Policía Local, la Policía Nacional y de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061, según las citadas fuentes. Una vez en la vivienda en cuestión, fueron descubiertos los cadáveres de ambos menores, un niño de apenas tres años de edad y otro de once años , quienes habría muerto por "ahogamiento" según ha informado el Cuerpo de Policía Nacional. La madre y verdugo de los dos niños, cuya identidad no ha trascendido, ha sido ya detenida y se encuentra en manos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Jaén.
En torno a las 21.30 horas, un dispositivo policial permanecía aún en la vivienda en cuestión intentando recabar información acerca de lo acontecido. La calle al completo ha sido cerrada al tráfico rodado, según ha informado desde la calle en cuestión uno de los vecinos.