Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre lanza a sus dos hijos desde el balcón de una planta 15

La madre de 30 años lanzó a sus dos hijos desde el balcón de su piso, en una barriada de Moscú.cuatro.com

Los niños de 4 y 7 años murieron pocos minutos después del impacto contra el suelo

Los vecinos de una barriada de Moscú, Rusia, cuentan que sintieron el ruido del impacto de dos cuerpos contra el suelo.
Pensaron que habían caído accidentalmente, pero al salir al pasillo vieron a Galina Ryabkova, que admitió haber tirado a sus hijos del balcón de su piso, en una planta 15, porque estaba "harta" de ellos.
Un vecino contó que la parricida estaba calmada hasta que llegó la policía. Los niños murieron poco después del impacto contra el suelo, porque cuando llegó la ambulancia ya habían fallecido, según publicó el portal ruso de noticias RT.
"Mi esposa me despertó y me dijo que dos niños se habían caído de la ventana. Salimos corriendo y vimos a los dos cuerpos tirados frente al portal”.
En ese momento la madre salía del edificio y se interesaron por saber "si eran sus hijos y ella respondió sin emoción alguna: 'Sí, los tiré’, contó el vecino.
La policía arrestó a Ryabkova, cuando salía de su portal. Durante el interrogatorio se comportó de manera extraña, pero tranquila, repitiendo todo el rato que nadie la necesita.
En un momento determinado dijo que sus hijos son "ángeles” y que ahora “están en el cielo”.
Horas después del doble homicidio, Ryabkova se negó a hablar con los investigadores y fue trasladada a un hospital psiquiátrico, donde permanecerá bajo vigilancia mientras se realiza la investigación de lo ocurrido.
Según algunos rumores, el crimen coincidió con el regreso del marido de Ryabkova de vacaciones o de un viaje de negocios, por lo que algunos medios sugieren que la mujer pudo lanzar a sus hijos, porque sospechaba que su marido tenía una aventura.
Otra hipótesis sugiere que el homicidio pudo deberse a problemas financieros.
La policía aclara que la familia vivía en un nuevo edificio de apartamentos, pero que cuando los agentes entraron al piso vieron paredes sin pintar y sin tapices, además de juguetes y ropa esparcidos por el piso.