Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El parricida de Moraña reconoce el crimen de sus dos hijas y dice que se arrepiente

El vecino de Moraña (Pontevedra) David Oubel, acusado de asesinar a sus dos hijas menores de edad en julio de 2015, ha reconocido el crimen de las pequeñas, en la primera sesión del juicio que desde este martes se sigue contra él en la Audiencia Provincial de Pontevedra y ha proclamado que se arrepiente, aunque dice desconocer los motivos que lo llevaron a asesinarlas.

"Hay situaciones que viven las personas que a veces son límite", afirmó David Oubel después de reconocer los hechos tal y como los relata el fiscal en su escrito de acusación, en el cual el Ministerio Público señala que el acusado, "con evidente ánimo de acabar con la vida y con la finalidad de evitar cualquier posibilidad de defensa o huida" de sus dos hijas de 4 y 9 años de edad les hizo ingerir fármacos antes de asesinarlas con una sierra eléctrica y un cuchillo.
"Me arrepiento. Desconozco el motivo", afirmó ante el jurado popular el acusado, quien además acepta la opinión de los psiquiatras, que han dictaminado que en el momento del crimen no presentaba un trastorno suficiente que le alterase la capacidad de discernir sobre lo que estaba haciendo.
Por su parte, la acusación particular que ejerce la familia materna le ha preguntado a David Oubel si reconocía "libremente y sin coacción los hechos", a lo cual el acusado respondió con un "sí". La acusación particular añade ensañamiento al relato de los hechos expuesto por el ministerio fiscal.