Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ella dijo que sí, ¿qué podía salir mal en estas fotografías?

Ella dijo que sí, ¿qué podía salir mal en estas fotografías?Facebook /JP Photografhy

El fotógrafo Jacob Peters debía inmortalizar el momento en el que un hombre pediría matrimonio a su futura esposa, sin que ésta se diera cuenta. A la hora fijada el profesional acudió al lugar donde todo sucedería, vio a una pareja y la fotografió, todo parecía haber salido como estaba previsto…o no.

A las 4:45 de la mañana Peters salió de su casa para llegar a tiempo a ver el amanecer, momento en el que el hombre que le contrató pediría matrimonio a su novia en el bello risco de Hawksbill en Arkansas, EE.UU.
Al fotógrafo le costó encontrar el lugar exacto donde sucedería el acontecimiento, incluso llego a perderse, pero unos adolescentes le ayudaron a volver al camino correcto, según explica Mirror.
Cuando llegó al sitio perfecto, sobre las 6 am, tras esperar unos 15 minutos, el profesional vio una pareja  a lo lejos. El hombre se arrodilló y sacó un anillo, la mujer visiblemente emocionada le abrazó y besó, todo parecía indicar el feliz final de la historia.
Acabado el trabajo, y ya en su casa, Peters envió un mensaje al hombre confirmándole que todo había salido bien y que las fotos eran hermosas, a lo que recibió una respuesta que le dejó muy confuso: “Estoy confundido, nunca te vimos,  llegamos un poco tarde, ¿está seguro de que fuimos nosotros? Yo llevaba en una camisa a cuadros azul ...”.
Peters al darse cuenta de su error publicó un mensaje en su pagina personal de Facebook, que actualizaba dependiendo de la información que consiguía recaudar sobre la pareja anónima. En el mensaje intentaba ponerse en contacto con la pareja a la que fotografió. “Básicamente pasé 6 horas y media, gasté 40 dolares en gasolina y comida, 450 fotos, y fotografié a la pareja equivocada", explica en el comunicado.
En la ultima actualización Peters explica que la pareja inmortalizada por error es de Dallas, Texas, y que ya se han puesto en contacto con él. Ahora la pareja disfruta de unas bellas fotografías tomadas de la manera más involuntariamente posible.
18401855_1894081070814548_4478647809680739438_o (1)
Facebook /JP Photografhy
18358559_1894080714147917_6286880137896431614_o
18404021_1894081024147886_7200656640365747538_o
18319415_1894081030814552_8725575432327011439_o