Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenados a 11 años de cárcel por matar a su bebé y fingir que fallece en el autobús

Jeffrey Wiltshire, de 52 años, y Rosalin Baker, de 25 años, elaboraron un plan para ocultar los abusos que acabaron con la muerte de la pequeña de 16 semanas de edad, informa The Independent. La mujer subió al autobús con la pequeña, no sin antes mirar a su pareja, quien le dedicó un signo de aprobación con el dedo pulgar. Minutos más tarde, la mujer llama a emergencias y comienza a gritar: “Mi bebé no responde”. Después de recibir indicaciones a través de un teléfono para intentar reanimar a la pequeña Imani, nada funcionó. ¿La razón? Llevaba muerta 24 horas. Una autopsia reveló que tenía múltiples lesiones, entre ellas 40 fracturas de la costilla, una muñeca quebrada y el cráneo rotos. Después de que los verdaderos hechos salieran a la luz, el juez Nicholas Hilliard condenó a la pareja a 11 años de prisión.