Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esta pareja se casará tras perder más de 260 kilos entre los dos

Esta pareja se casará tras perder más de 260 kilos entre los dosFacebook

Se conocieron en el gimnasio y se enamoraron. Roonie Brower pesaba 306 kilos y bajó hasta los 98 ; su prometida, Andrea Masella, pesaba unos 113 kilos y llegó a bajar hasta los 59. Tras dos años de apoyarse mutuamente en su lucha contra la báscula, la pareja ha anunciado que se casará.

Cuando pesaba 306 kilos, Ronnie Brower dudaba de que alguna vez se casara con la mujer de sus sueños. Pero su sueño se hizo realidad el sábado cuando se casó con una mujer que conoció en un gimnasio de East Syracuse donde perdió unos 207 kilos.
Brower, de 32 años, y su prometida, Andrea Masella, de 24 años, son espíritus afines con mucho en común, incluso luchando por perder peso. Han perdido un total de 263 kilos, informa Syracuse.com.
El hombre comenzó en 2013 a luchar contra la báscula después de que un médico le advirtiera de que, a causa de su peso, podría morir. Así, abandonó la bebida, las drogas y el hábito de comer en exceso. En su lugar, comenzó a trabajar tres horas al día y adoptó una dieta saludable.
ronnie-brower-2
Por su parte, Masella comenzó a perder peso en 2014 después de ir a una playa de vacaciones con un bañador que le quedaba mal. La joven pesaba en ese momento 113 kilos y consiguió perder unos 54.

Ambos asistían al gimnasio Mission Fitness, donde se conocieron hace ya dos años. "Ésta es una historia sobre la que podría hacer una película", dijo Nick Murphy, entrenador personal de Brower.

Masella, una peluquera, había estado siguiendo el progreso de pérdida de peso de Brower en Facebook. "Estaba realmente inspirada por su historia", aseguró.
20170515113127_1674316_620x6200
Su primera cita fue en el gimnasio, jugando ping pong y baloncesto. "Al instante supe que había algo entre nosotros", dijo Brower.

Cuando Brower comenzó a ir con Murphy y su esposa, Jill, a Mission Fitness en 2013, le dijeron que al final conocería a una mujer apasionada por llevar un estilo de vida saludable. "No lo creí al principio, luego empecé a rezar por ello", dijo.

Inicialmente Murphy dudaba de que Brower pudiera perder peso, pero se convirtió en creyente cuando vio la perseverancia de Brower en el transcurso de dos años. "Nunca se quejó", dijo Murphy. "Simplemente preguntó: '¿Qué tengo que hacer?' Lo hizo con una sonrisa en su rostro, y nunca dejó saber lo difícil que era".

Brower, quien solía estar incapacitado para trabajar, ahora tiene dos trabajos como conductor de autobús escolar y otro en una compañía de camiones. "Ahora siento que puedo hacer cualquier cosa si pongo mi mente en ello", dijo.

Él y Masella apoyan los esfuerzos del otro para mantener su régimen de pérdida de peso y ejercicio. "Ambos vinimos de un lugar donde la comida era nuestro mecanismo para afrontar las cosas", dijo Masella. "Hemos pasado por el asesoramiento y hemos descubierto por qué comíamos de esa manera".

La pareja se casará en Abundant Life Christian Center en East Syracuse, seguida de una recepción en Vernon Center y una luna de miel en México. Mientras que Masella se prepara el sábado por la mañana para la boda, Brower planea pasar por el gimnasio para realizar algún ejercicio de cardio de última hora.