Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Padre después de muerto?

Sufrieron un accidente de tráfico hace unos días. El hombre falleció. La mujer salvó la vida. El deseo de la viuda era tener un hijo. Pidió a un juzgado de Sevilla poder extraer el semen del difunto. Esa autorización debía darla un juzgado de instrucción en menos de 20 horas. La jueza autorizó a un urólogo para que extrajese los espermatozoides y que el semen fuera congelado. La ilusión de la  mujer se vio truncada cuando solicitó hacerse una fecundación in vitro. La ley de reproducción asistida establece que debe haber consentimiento del padre. El reparto de la herencia plantea otro problema legal. Ese  hijo podría no tener derecho a ella. De momento esperan la última decisión del juez, que debería llegar a lo largo de este año.