Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pacientes con psoriasis podrían presentar un mayor riesgo de padecer periodontitis crónica, según estudios recientes

La psoriasis es una enfermedad "que va más allá de la piel", tanto que podría existir un mayor riesgo de padecer periodontitis crónica entre los pacientes que sufren esta enfermedad, pues comparten un factor inmunológico subyacente que podría ser el origen de la relación entre ambas, según estudios recientes presentados durante la jornada 'Psoriasis y comorbilidades', organizada por el Hospital Quirón de Valencia y el Instituto Médico Ricart, con la colaboración de AbbVie.
La enfermedad periodontal o periodontitis crónica es una enfermedad infecciosa crónica que afecta al periodonto, es decir, a los tejidos que rodean, soportan o sostienen y protegen los dientes frente a distintas agresiones, principalmente bacterianas. "Parece ser que la psoriasis y la periodontitis podrían compartir alteraciones inmunológicas comunes que estarían implicadas en este proceso inflamatorio", ha explicado la dermatóloga del Hospital Quirón de Valencia y coordinadora de la Unidad de Psoriasis del Instituto Médico Ricart, Verónica López Castillo.
Adicionalmente al estudio antes mencionado, los resultados de un estudio realizado con 170 pacientes escandinavos en el año 2014 demostraron que la periodontitis y la pérdida ósea radiográfica es más común entre pacientes con psoriasis de moderada a severa comparada con la población general.
Por ello, es "muy importante" que las personas con psoriasis se realicen controles dentales integrales, incluyendo infecciones dentales tales como periodontitis, abscesos dentales, y otras fuentes de infección poco reconocidas, así como tratamientos dentales, si fuera necesario, para así abordar la psoriasis de forma completa.
Además, durante la sesión se ha analizado cómo afecta la inflamación sistémica a una enfermedad como la psoriasis y cuáles son las comorbilidades más frecuentemente asociadas a esta patología.
MAYOR PREVALENCIA DE COMORBILIDADES
En los últimos años se están revelando datos que demuestran una mayor prevalencia de comorbilidades en pacientes de psoriasis en todos los grupos de edad en comparación con la población general, enfermedades como artritis psoriásica, enfermedad cardiovascular, incluidos sus principales factores de riesgo (obesidad, diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemia y síndrome metabólico), hígado graso no alcohólico, enfermedad renal, enfermedad inflamatoria intestinal, linfoma y cáncer de piel, ansiedad y depresión.
"Históricamente, la psoriasis era considerada como una enfermedad limitada principalmente a la piel, con una pobre asociación a otras patologías y comorbilidades. Sin embargo, recientemente y gracias a los avances en investigación y a un mejor conocimiento de los mecanismos patológicos involucrados, la psoriasis se percibe como una enfermedad inflamatoria sistémica y compleja", ha subrayado la doctora López Castillo.
También se consideran otros factores de riesgo cardiovascular relacionados con los hábitos de vida, como el consumo de tabaco y de alcohol. Diversos datos relacionan también la posible relación entre psoriasis y periodontitis.