Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entre el 10 y el 15% de los pacientes con cáncer de recto precisan de resecciones extendidas, según un experto

"Entre el 10 y el 15 por ciento de los pacientes con cáncer de recto precisan de resecciones extendidas o exenteraciones pélvicas, intervenciones que juegan un papel importante en el rescate de las recidivas por cáncer de recto, ya que la probabilidad de supervivencia de estos pacientes depende de una resección R0 bien realizada", ha subrayado el jefe de Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, el doctor Eduardo García Granero.
Las resecciones extendidas o exenteraciones pélvicas están indicadas ante la presencia de un cáncer de recto primario localmente avanzado o una recidiva que infiltra potencialmente estructuras vecinas, sin metástasis a distancia que no sean controlables con cirugía. La mortalidad de estas intervenciones puede reducirse al 0,5 por ciento, aunque las complicaciones alcanzan el 82 por ciento y las reintervenciones el 27,6 por ciento, según autores expertos como Solomon, cita el doctor García Granero.
El pronóstico oncológico es más favorable en los tumores primarios que cuando son recaídas, pero depende en gran medida de que la resección local sea R0, "reflejo en gran medida de la calidad de la Cirugía", ha señalado el especialista. Por otra parte, la planificación de la intervención se basa en la información suministrada por la resonancia magnética, y también por el PET, "útil y recomendable para asegurar la ausencia de metástasis ocultas que contraindiquen una intervención agresiva sin sentido curativo".
UNIDADES ESPECIALIZADAS
Este porcentaje de pacientes pone de manifiesto que para aumentar la eficiencia y efectividad en ellos es necesario tomar medidas políticas de concentración de pacientes en Unidades Especializadas, con equipos multidisciplinares, no solo para el proceso diagnóstico, sino también para la cirugía y el manejo de las complicaciones, según ha manifestado el especialista. Las estructuras de vecindad que pueden verse afectadas en el cáncer de recto son las del sistema urogenital, así como la pared lateral de la pelvis, o el sacro.
El cirujano colorrectal es el responsable de este paciente pero este necesita contar con un equipo de cirujanos bien coordinado que pueden actuar de manera sincronizada como el urólogo, vascular, cirujano de raquis y plástico, según las necesidades y la planificación de la intervención, lo que asegura una gestión integral de la intervención.
Actualmente, gracias al progreso de las técnicas quirúrgicas y de anestesia, las exenteraciones pélvicas tienen una baja mortalidad, pero existe una alta morbilidad relacionada con infección intra-abdominal y pélvica, fuga urinaria, fuga de sutura intestinal, pared abdominal y cicatrización perineal, que pone de manifiesto la necesidad de una actuación multidisciplinar para obtener los resultados deseados y asegurar la calidad asistencial.
"Los pacientes deben asegurarse que sólo con cirujanos que practiquen con cierta frecuencia estas intervenciones y con equipos multidisciplinares bien organizados deberían realizarse estas intervenciones. Las organizaciones sanitarias deben de tomar medidas de gestión clínica para que estos pacientes tengan accesibilidad y se remitan a estas unidades", ha concluido el dcotor García Granero.
Por este emotivo, Johnson & Johnson Medical Devices Companies ha desarrollado el simposio 'Exenteraciones Pelvicas y resecciones extendidas en cáncer de recto primario y recurrente' con el objetivo de compartir experiencias con un abordaje multidiscilplinar, debatir sobre las misma y avanzar en los últimos conocimientos científicos dentro de la XXXI Congreso Nacional de Cirugía.