Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres pacientes españoles prueban el marcapasos más pequeño del mundo

El marcapasos más pequeño del mundo mide 24 milímetros y pesa sólo dos gramos. Ramón Grau es uno de los pacientes españoles que lo lleva, sufría una cardiopatía y hace un mes que se lo implantaron. Explica que nunca había llevado marcapasos, que este va con unos cables en el corazón y que para ponerselo sólo le hicieron una rajita en una vena de la pierna. A través de esa incisión los médicos lo implantan en sólo 30 minutos. Es una cirugía menos invasiva que la del marcapasos tradicional porque sólo deja una pequeña cicatriz en la ingle. Lluis Mont, cardiólogo del Hospital Clínico afirma que una incisión en la vena femoral basta para introducirlo. Se hace con un catéter, y una vez el corazón, se fija directamente al corazón. Por eso, afirma Lluis Montl, conlleva menos dolor, evita dañar el tejido cardíaco y hay menos riesgo de infección que con el marcapasos tradicional. Además, éste ni se ve y casi ni se nota.