Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de los pacientes con anticoagulantes clásicos están mal controlados en los últimos 6 meses

Un 43 por ciento de los pacientes con fibrilación auricular no valvular en tratamiento con anticoagulantes más clásicos, los antivitamina K (AVK), están mal controlados en los últimos seis meses, según los resultados de un estudio presentado durante el último congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), celebrado en Zaragoza.
El estudio 'Perfilar', promovido por la alianza Bristol-Myers Squibb y Pfizer, buscaba describir las características demográficas y clínicas de esto pacientes que son atendidos en los servicios de Medicina Interna de 93 hospitales españoles, para identificar los criterios utilizados para el uso del tratamiento antitrombótico.
Así, los resultados del estudio han mostrado que los pacientes son de edad avanzada, con un grado de comorbilidad importante y un elevado riesgo de ictus. Un 21,8 por ciento del total estaba en tratamiento con anticoagulantes orales de acción directa (ACOD), mientras que la calidad de la anticoagulación con AVK era deficiente en la mayoría de los casos.
En concreto, el grado de control de la anticoagulación es deficiente, y solo se puede catalogar como satisfactorio en un 40,5-42,9 por ciento de ellos", ha explicado el jefe del Servicio de Medicina Interna del Complejo Asistencial de Ávila, Demetrio Sánchez Fuentes.
Actualmente en España los alrededor de 800.000 pacientes con fibrilación auricular son tratados en primera instancia con los AVK, a pesar de que las guías terapéuticas recomiendan los ACOD como primera opción de tratamiento para prevenir el ictus.
De hecho, el estudio muestra que sólo en algunas comunidades autónomas como País Vasco, Murcia, La Rioja o Cantabria, el porcentaje de pacientes en tratamiento con AVK es muy similar al de aquéllos que estaban en tratamiento con ACOD.
EPISODIOS DE SANGRADO LOS MESES PREVIOS
El estudio también ha puesto de manifiesto que un 14 por ciento de los pacientes incluidos en el estudio habían presentado algún episodio de sangrado (fundamentalmente digestivo) en los 6 meses previos a su inclusión en el estudio. La mayoría de estos casos requiere atención médica especializada en urgencias o en planta de hospitalización y puede conllevar la necesidad de realizar transfusiones sanguíneas en una tercera parte de los pacientes.
A pesar de ello, en el momento de la inclusión de los pacientes en el estudio, sólo una minoría estaba sin tratamiento antitrombótico y la mayoría recibía anticoagulación oral con o sin antiagregación asociada.
Según el doctor José María Cepeda, jefe de la Servicio de Medicina Interna del Hospital Vega Baja de Orihuela, "el estudio 'Perfilar' ha permitido conocer mejor las características de los pacientes con fibrilación auricular atendidos en los servicios de Medicina Interna y también cómo los tratamos".