Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición se une en el Congreso para presentar una ley por la igualdad "real" del colectivo LGTBI

Los grupos de la oposición se han unido en el Congreso de los Diputados para presentar una proposición de ley conjunta contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, y de igualdad social del colectivo LGTBI, con la que se busca llegar a una igualdad "real" con el resto de la sociedad, según ha explicado el presidente de la FLGTBI, Jesús Generelo.
Él fue el encargado de presentar esta norma, en el mes de septiembre a la Defensora del Pueblo y el pasado marzo en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja, en donde, según ha señalado, contó con el apoyo de todas las fuerzas políticas allí representadas, con excepción del PP, UPN y Foro Asturias. Este jueves, el texto ha sido registrado por Unidos Podemos, con las firmas de toda la oposición, para acelerar la tramitación parlamentaria.
La norma registrada contempla la constitución de varios órganos para garantizar el cumplimiento de la Ley. Entre ellos, se encuentra el Consejo Estatal contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género que, según ha explicado el presidente de FLGTBI, debe ser independiente al Gobierno.
De hecho, la función que se plantea de este consejo es remitir al Ejecutivo y a las comunidades autónomas, con periodicidad anual, un informe sobre la evolución de la implantación de la norma, destacando la efectividad de la aplicación de las normas y la carencia en su implementación, entre otras funciones.
El texto también se recoge la creación de una Comisión Interministerial de Políticas LGTBI, adscrita al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que servirá para "coordinar la ejecución en el ámbito de políticas LGTBI con los distintos organismos públicos". Del mismo modo, la FELGTB también considera necesaria la aprobación de un Plan Integral sobre educación y diversidad, así como de un Centro Nacional de Memoria Histórica LGTBI.
ACCESO A LA REPRODUCCIÓN ASISTIDA PARA LAS MUJERES
Del mismo modo, se contempla el derecho de todas las mujeres a las técnicas de reproducción asistida en los centros hospitalarios públicos con este tratamiento independientemente de su orientación sexual, así como que se garantice la atención sanitaria sin discriminación a las personas transexuales y transgénero, que se regirá por la autodeterminación de la identidad de género.
Además, la ley recoge que se adoptarán los mecanismos necesarios para que la documentación administrativa y los formularios médicos se adecuen a la heterogeneidad sexo-afectiva y familiar de las personas LGTBI.
Finalmente, también destaca la puesta en marcha de campañas y de medidas de protección para evitar la discriminación de estos colectivos, tanto adultos como menores, así como aquellos niños que crezcan en una familia LGTBI, así como el acceso de éstas a las prestaciones sociales que les correspondan.
ESPERA MEJORAS EN EL TEXTO
Para Generelo, el trámite parlamentario que ahora empieza es "un momento importante para toda la ciudadanía" ya que "se trata de una ley que se reclama desde hace mucho tiempo". A su juicio, "marca las bases para lograr una igualdad efectiva para todo e colectivo LGTBI y defiende el derecho a ser, a parecer, a mostrarse y a autoidentificarse como cada uno quiera".
Aún así, ha señalado que se trata de una norma que marcha "los mínimos" en esta materia y ha reconocido que espera que durante su debate se puedan producir mejoras. En este sentido, ha celebrado que "los responsables políticos tomen las riendas" de esta iniciativa que "nace de la participación ciudadana".
Del mismo modo, ha hecho un llamamiento al Gobierno para que apoye la ley y ha pedido que se apruebe con rapidez porque se trata de una "ley urgente". "Se trata de una norma en defensa de derechos básicos y no debe retrasarse más", ha declarado Generelo, quien ha indicado que su idea es que se admita a trámite "sin acabar los plazos" y que se pueda aprobar "antes de que acabe el año".