Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carretera bloqueadas, trenes sin servicio y colegios cerrados por la ola de frío

La ola de frío y nieve que está recorriendo España ha provocado numerosos problemas e incidencias en buena parte de la Península, especialmente en la zona este y sur, donde muchas carreteras han tenido que ser cortadas, varios colegios han tenido que ser cerrados y el transporte público ha tenido que ser suspendido como consecuencia de la acumulación de nieve. Concretamente, el tráfico ferroviario ha sido cortado entre Madrid, Valencia y Alicante, y en la autovía A3 que une Valencia con Madrid, así como la A-31, que comunica con Alicante, tuvo que cortarse la circulación. Localidades como Almansa, en Albacete, están incomunicadas, con precipitaciones de más de 30 centímetros de nieve. Por el momento se mantiene la alerta aunque la nieve se desplaza ahora al interior.

En algún caso, como en la ciudad alicantina de Alcoy, la población entera ha suspendido el tráfico urbano, al verse incomunicada por la acumulación de nieve en las vías, pese a que pasadas las 15.00 horas se ha restablecido la situación.
Las comunidades en las que varias localidades han cancelado las clases en los centros escolares son Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana. Solamente en esta última región, cerca de 80.000 alumnos de Primaria y Secundaria se han quedado sin ir al colegio debido al temporal, sin contar con los de Educación Infantil, según los datos facilitados por la Conselleria de Educación.
A la cancelación de las clases en centros de la Comunidad Valenciana se une la misma situación en varios puntos de Andalucía, donde al menos 60 colegios han suspendido las clases y multitud de centros han visto la asistencia mermada debido a la dificultad de las comunicaciones de alumnos y profesores; y en Castilla-La Mancha, donde la Consejería de Educación ha decidido suspender las clases en los centros que habían abierto en las provincias de Cuenca y Albacete, salvo en la capital de esta última.
En Murcia, durante este jueves se ha suspendido las clases al menos en las localidades de Lorca, Aledo, Bullas, Cehegín, Caravaca de la Cruz y Moratalla, y el gobierno regional ya ha decretado la suspensión de las lecciones en Aledo, Bullas, Caravaca, Calasparra, Cehegín, Moratalla, Pliego, Yecla y en las pedanías altas de Lorca para este viernes, debido a la previsión de que continúe la previsión de nevadas.
CARRETERAS CORTADAS Y CONDUCTORES ATASCADOS EN LA NIEVE
Además de las incidencias en el sistema educativo, el temporal ha provocado también la paralización de otros servicios en diversas comunidades autónomas, especialmente en el transporte público, y ha provocado complicaciones significativas en las carreteras, dejando localidades aisladas por las intensas nevadas o incluso conductores, que se han encontrado atascados en la carretera incapaces de continuar.
Concretamente, la nieve ha dificultado la circulación por algunas de las vías principales del país, como la A-3, donde en varios puntos ha sido obligatorio el uso de cadenas para poder circular y se ha restringido el tráfico a los vehículos pesados. Además, se han producido cortes en la A-7 y la A-31, ante la dificultad para despejar la nieve de las vías por el recrudecimiento de las precipitaciones.
De hecho, en la Comunidad Valenciana al menos 1.300 vehículos han quedado atrapados durante varias horasn en medio del temporal en las carreteras valencianas, según la Delegación de Gobierno en la región.
Junto con estas carreteras se han producido cortes en multitud de carreteras nacionales y regionales en el sureste del país y en zonas altas y puertos de montaña en los que se han producido acumulaciones de nieve intensas en Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana.