Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre obligó a sus hijos a usar sillas de ruedas y fingir enfermedades durante años

Una madre obligó a sus hijos a usar sillas de ruedas y fingir enfermedades durante añosGtres

Una madre obligó a sus dos hijos a usar sillas de ruedas y a fingir enfermedades durante años, según ha escuchado un tribunal.

La madre, que no ha sido identificada, exageró los síntomas de su hijo de nueve años y su hija de siete, lo que les llevó a "innecesariamente" pasar mucho tiempo en el hospital, dijo un juez del tribunal de familia.

La jueza Vera Mayer también aseguró que una trabajadora social que estudió el caso de la familia durante seis años había demostrado "ineptitud alarmante" después de no presentar "preocupaciones claras y obvias" por los niños. "La madre fabricó y exageró síntomas con respecto a ambos niños. Lo ha hecho durante toda la vida de los niños", informa el diario Metro.

Agrega además que dio información falsa a los médicos y a los implicados en el cuidado y educación de sus hijos.  "En consecuencia, los niños fueron sometidos a un gran número de citas médicas innecesarias, asistencia innecesaria, traslados en ambulancias y, en algunas ocasiones, a ingresos en el hospital".

Ambos niños fueron medicados sin necesitarlo e inmovilizados, obligados a pasar parte de sus vidas en sillas de ruedas.  Un psiquiatra asegura que la madre de los niños tiene problemas de salud mental que la llevaron a inventar las enfermedades de sus hijos o a sentir ansiedad por otras que ni siquiera existían.

El especialista había dicho que la mujer podría estar sufriendo de trastorno facticio o trastorno de síntoma somático.

Por su parte, el padre de los niños siempre había pensado que la mujer decía la verdad. El juez concluyó que los niños ya no podían vivir con sus padres y que debían ser atendidos por los trabajadores sociales de manera temporal.