Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos españoles llaman a acoger a los refugiados y "no mirar hacia otro lado"

Los obispos españoles han hecho un llamamiento a la sociedad para acoger a los refugiados y "no mirar hacia otro lado", con motivo del Día Mundial del Refugiado. En la actualidad, la Iglesia católica cuenta con 201 centros de atención a migrantes en España en los que ayudan a 175.212 beneficiarios.
El obispo de Cartagena, José Manuel Lorca, ha pedido a través de la red social Twitter que se "abran puertas", se "tiendan puentes", se "estrechen manos" y se levanten "las banderas de la Paz y la Fraternidad". Además, la diócesis de Coria-Cáceres y su obispo Francisco Cerro han exhortado a "no mirar hacia otro lado" porque "son hermanos".
Así lo han reclamado bajo la etiqueta #Diamundialdelrefugiado, la misma que ha utilizado el obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras para pedir "que al coraje de los refugiados le corresponda el valor de la acogida cristiana constructora del Reino De Dios y su justicia".
Asimismo, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha subrayado el "deber de hospitalidad" de los cristianos. "Jesús dice: 'Fui forastero y me hospedasteis'", reza su mensaje publicado en Twitter.
Por su parte, el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha recordado que San José, la Virgen María y Jesús, la Sagrada Familia, "también fueron refugiados" y, por ello, ha invitado a "acoger" a los refugiados que llegan en la actualidad "como si fuera Cristo".
Además, el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, pide ir un poco más allá, citando al Papa Francisco: "Seamos cercanos a ellos, compartiendo sus temores y su incertidumbre sobre el futuro".
La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha recordado que la Iglesia Católica tiene 201 centros de atención a inmigrantes en España. Según su última Memoria anual de actividades, en estos centros reciben ayuda 175.212 benefactores. El objetivo es "acoger, prevenir y paliar la exclusión" y entre los servicios que ofrecen destacan: asistencia jurídica, atención social, orientación laboral, pisos de acogida o acompañamiento en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE).