Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los controles de drogas claves en el nuevo reglamento de seguridad vial

Entre las novedades del nuevo reglamento de circulación se incluye una reclamación que viene de antiguo. Se aumentará a 130Km/h la velocidad máxima en autovía. En carreteras convencionales se reduce de 100 a 90km/h y en núcleo urbano se mantendrán en 50km/h, salvo en las vías con un solo carril y sentido único o con un carril para cada sentido en las que se reducirá a 30km/h. Tras años de investigación, se regulan finalmente los controles de drogas para incorporar los test de detección de estupefacientes en el organismo, con un amplio abanico de posibles sustancias que puedan afectar a la conducción. El procedimiento general será a través de la detección en saliva. Se trata de una de las novedades más importantes teniendo en cuenta que 12 de cada 100 conductores va bebido o drogado al volante, según la DGT (Dirección General de Tráfico). Con la nueva normativa se elimina la exención del uso del cinturón en muchos supuestos. No podremos quitarnos el cinturón al hacer marcha atrás o aparcar. Tampoco podrán prescindir de él los taxistas, profesores de autoescuela ni los repartidores. Y en el caso de los vehículos de urgencia, también deberán utilizarlo tanto el conductor como los pasajeros. Cambios también para los ciclistas en núcleos urbanos que ya no podrán circular por encima de los 30km/h y en el caso de los menores de 16 se les obliga a llevar casco en cualquier circunstancia. Con esta actualización del reglamento, la DGT incorporará en sus sistemas de gestión nuevos desarrollos informáticos que permitirán eliminar trámites burocráticos. Gracias a ello, por ejemplo no será necesario que al pasar la ITV tengamos los papeles del coche físicamente.