Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo informe apoya la tesis de unos padres coraje

Sostienen que su hijo murió atropellado

La muerte de Javier, un joven de 27 años fue supuestamente accidental. Eso dijo la guardia civil tras encontrarle tirado en una rambla en Jaén. Pero los padres nunca lo creyeron. Cuatro años después su caso se ha reabierto gracias a un nuevo informe forense Luis Frontela quien sostiene que Javier, falleció a causa de un atropello, y no al precipitarse desde una rambla. Sus padres han luchado durante todos estos años para que se reabriese el caso.