Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mes de noviembre de 2016 ha sido normal o ligeramente más frío de lo normal y un 33% más lluvioso

El mes de noviembre de 2016 ha tenido un carácter normal o ligeramente frío, con una temperatura media en el conjunto de España de 10,8 grados centígrados, lo que supone un 0,1 grados centígrados por debajo de la media y ha llovido un 33 por cien más de lo habitual, por lo que la treintena ha sido más húmeda de lo normal.
Según ha explicado la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, este mes de noviembre ha sido el octavo más frío en lo que va de siglo XXI o lo que es lo mismo, el noveno más cálido y se trata del vigésimo segundo noviembre más cálido desde 1965 o el trigésimo primero más frío.
Además, ha indicado a Europa Press que noviembre ha tenido un carácter "entre frío y normal" en la mayor parte del oeste y del centro de la Península y que ha resultado "muy frío" en algunas zonas de Andalucía y en puntos aislados del centro y noroeste peninsulares.
Casals ha destacado que sin embargo, en el tercio oriental de la Península, el mes ha tenido un carácter entre normal y cálido, mientras que en Baleares fue cálido y en Canarias resultó, en conjunto, frío.
La portavoz ha señalado las anomalías negativas de en torno a 1 grado centígrado en amplias zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra y centro de Aragón.
Mientras, en el tercio oriental de la península las anomalías se situaron en valores próximos a cero grados centígrados o ligeramente positivos y se han observado anomalías positivas de aproximadamente 1 grado en zonas del Pirineo, regiones costeras de Cataluña y algunas zonas de Valencia y Murcia, así como en la mayor parte de las Islas Baleares. En Canarias, las temperaturas registraron anomalías de 1 grado centígrado por debajo de lo normal en la mayor parte de las zonas.
En total, según la portavoz, la oscilación térmica fue de 0,1 grados centígrados por debajo de la temperatura normal, que se debe a una anomalía térmica en las máximas de -0,2 grados centígrados y una anomalía en las mínimas de -0,1 grados centígrados.
Por semanas, ha precisado que los primeros días de noviembre las temperaturas fueron más altas de lo normal para la época, sobre todo las máximas y que a partir del día 4 los termómetros sufrieron un "descenso generalizado" con temperaturas inferiores a los niveles normales hasta el día 12.
Durante la segunda quincena las temperaturas recuperaron los valores próximos a los normales o ligeramente superiores, excepto entre el 22 y el 26 de noviembre, cuando fueron de nuevo inferiores a las normales.
Casals ha subrayado las máximas más altas en las estaciones principales que se registraron en Alicante y Alicante aeropuerto, con 29,2 y 28,4 grados centígrados respectivamente el día 3. A estas le siguen la máxima de Tenerife sur-aeropuerto donde hubo 28,2ºC el día 16.
Por el contrario, las mínimas más bajas se produjeron en Molina de Aragón, con -5,3ºC el día 15 y al Puerto de Navacerrada, con -5,1ºC el día 8. En capitales de provincia las temperaturas más bajas correspondieron a la estación de Teruel, donde se midieron -3,5ºC el día 16, seguida de Valladolid y León, donde se registraron -3,2ºC el día 8 y el día 22, respectivamente.
UN NOVIEMBRE HÚMEDO
En cuanto a las precipitaciones, la portavoz ha explicado que esta treintena ha sido húmeda en el conjunto de España, done la precipitación fue de 107 litros por metro cuadrado, es decir, un 33 por ciento más que la media del mes, que es de 80 litros por metro cuadrado según el periodo de referencia 1981-2010.
Durante noviembre, se acumularon más de 60 litros por metro cuadrado en gran parte de España y ha hecho hincapié en que en Cádiz se registraron cantidades de más de 250 litros por metro cuadrado y en algunas zonas elevadas de Pirineos y del Sistema Central, mientras que en una extensa área del centro de Castilla y León, y en algunas zonas del sureste peninsular y de Canarias, no se superaron los 30 litros por metro cuadrado.
Así, ha dicho que el porcentaje de precipitación acumulada en el mes respecto del valor normal ha sido inferior al 75 por ciento en gran parte de Castilla y León, y en algunas zonas del oeste de Galicia, nordeste de Cataluña, sureste de Murcia e islas de Menorca, La Gomera, sur de Tenerife y zona centro de Gran Canaria.
Por el contrario, ha dicho que ha llovido más de un 50 por ciento por encima de lo normal en gran parte de la mitad este peninsular en algunas zonas de Extremadura, en extensas áreas de Andalucía, nordeste de Tenerife y en algunos puntos de Fuerteventura y Lanzarote.
También ha indicado que se han duplicado los niveles de precipitaciones normales en un área que abarca desde el sur de Navarra, norte de Aragón y oeste de Cataluña, hasta Valencia y este de Castilla-La Mancha, así como en algunas zonas de la provincia de Cuenca, noroeste de Toledo, norte de Ávila, nordeste Granada, sur de Cádiz y al norte de Canarias y que incluso se han llegado a triplicar en el centro y sur de Aragón y zona centro de la comunidad valenciana.
La portavoz ha destacado los principales eventos de precipitaciones intensas, como el del día 4 y 5 que afectó sobre todo a Pirineos, regiones cantábricas, Sistema Central, centro peninsular y norte de Tenerife.
El segundo de los episodios se produjo entre los días 19 y 23 de noviembre en Galicia y después afectaron a todo el territorio, y el episodio del 24 al 28 que afectó en mayor medida al cuadrante suroeste peninsular y a zonas de la Comunidad Valenciana y de Cataluña.
Las mayores precipitaciones diarias se registraron el día 5 en Santander, donde se acumularon 85 litros por metro cuadrado; el día 25 en Málaga-aeropuerto, con 75 litros por metro cuadrado y el día 27 en Valencia, con 130 litros por metro cuadrado y en Castellón de la Plana, con 78 litros por metro cuadrado.
Finalmente, la portavoz se ha referido a la precipitación de 50 litros por metro cuadrado en Granada aeropuerto el día 21, el día 22 cayeron 48 litros por metro cuadrado en Teruel y el día 27, 112 litros por metro cuadrado en Valencia aeropuerto, y se superaron para ese día en los tres casos el máximo de precipitación diaria registrado en cada una de las series.