Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo caso de bebés robados podría sentar a Sor María de nuevo en el banquillo

Era el año 1981 y la enfermera le dijo a Purificación, ya madre soltera de un niño, que sus gemelas serían dadas en adopción. Ella no firmó ningún papel. A los dos días le dijeron que las niñas habían muerto en la incubadora. En la documentación un nota: avisar a Sor María. Por eso la monja podría sentarse por tercera vez en el banquillo.