Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños que pasan más tiempo al aire libre tienen menos riesgo de miopía

Investigadores del Erasmus Medical Center de Rotterdam (Países Bajos) han demostrado que los niños que pasan más tiempo al aire libre y practican más deportes tienen menos probabilidades de desarrollar una miopía, según datos publicados en la revista 'British Journal of Ophthalmology'.
"El estilo de vida en la primera infancia está muy asociado con el inicio de la miopía", ha reconocido la investigadora Caroline Klaver, principal autora del estudio, en el que se analizó a 5.711 niños desde su nacimiento hasta que cumplieron los 6 años.
Tras un completo examen médico a esa edad constataron que hasta el 2,4 por ciento de los participantes presentaban miopía. El uso de diferentes técnicas estadísticas permitió analizar una amplia variedad de factores, incluyendo aspectos sociales y económicos de su hogar, hábitos de vida, niveles culturales de los padres u otras actividades que pudieran influir en su riesgo de miopía.
De este modo, el equipo del estudio encontró que los niños miopes pasaban menos tiempo al aire libre, tenían niveles más bajos de vitamina D, tenían un mayor índice de masa corporal (IMC) y eran menos propensos a practicar deportes que los niños que no eran miopes.
En los niños que no eran de ascendencia europea, tener una madre con un bajo nivel de estudios y pocos ingresos familiares también se asoció con la miopía, aunque los hábitos de vida son los que podrían explicar esta mayor probabilidad.
El estudio fue limitado por el bajo número de niños con miopía y la falta de información sobre la miopía por parte de los padres, según han observado los autores.
"Las diferencias en la prevalencia de la miopía entre los grupos étnicos que siempre se ha pensado que puede ser genética puede deberse en realidad a diferencias en los hábitos de vida", ha añadido Jeremy Guggenheim, profesor de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) que no ha participado en el estudio pero que ha colaborado en otras investigaciones con el equipo de Klaver.
Para ayudar a prevenir la miopía, dijo esta experta, los padres deben tener a los niños jugando fuera de casa durante unas 15 horas a la semana, y limitar el tiempo que pasan en casa a no más de 45 minutos.