Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así pone en riesgo un abrigo la vida de tu hijo

Niña sillitatelecinco.es

Expertos en seguridad vial advierten de la importancia de colocar bien el arnés a la hora de abrochar al niño en su sillita del coche. Con la llegada del frío, piden además que se tenga especial atención y no se coloque al niño en su silla con el abrigo puesto. Los voluminosos chaquetones hacen creer que el arnés está bien sujeto al cuerpo del niño cuando en realidad no es así.

Si no le quitas el abrigo de invierno a tu hijo antes de colocarle en el asiento del automóvil podrías ponerle en grave riesgo, según advierten expertos en seguridad vial. El mal tiempo ha llegado y los chaquetones crean una distancia ficticia entre el cuerpo del niño y el arnés que le sujeta. La distancia correcta debe ser de de dos dedos y al sentarle con el abrigo esa distancia se desvirtúa. Algo que se puede comprobar con tan solo quitárselo.
El arnés y su perfecta colocación son tan vitales que pueden salvar la vida de un menor en caso de impacto. El abrigo podría hacernos creer que el niño está bien sujeto y nada más lejos de la realidad.
Según recoge el diario DailyMail, el experto Kevin Clifton, cree que los padres deberían poder deslizar dos dedos cómodamente debajo de las correas de un asiento de seguridad una vez que su hijo esté sujeto. "Si el arnés está demasiado flojo no retendrá al niño en su asiento correctamente si hay un impacto", añade.