Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La niñera que decapitó a una niña en Moscú dice que oyó voces en el momento del crimen

Gyulchekhra Bobokulova, que se ha hecho conocida después de que se la viera deambulando por las calles de Moscú con una cabeza de una niña de cuatro años, ha llevado a los policías a la casa donde cometió el crimen. La mujer, de Uzbekistán, ha asegurado que oyó voces en su cabeza que la condujeron a asesinar a la pequeña niña de cuatro años a la que solía cuidar.

Justo antes de cortarle la cabeza a la niña con un cuchillo de cocina, Bobokulova se había enterado de que su marido podría estar con otra mujer. Ella afirma que tras este hecho se volvió loca de la rabia y empezó a escuchar voces. Entonces terminó con la vida de la pequeña mientras dormía en la cuna, donde horas después continuaban los restos de la niña. Según recoge el diario Daily Mail, momentos después se quitó la ropa que llevaba, se puso el hijab "porque unas voces de su cabeza se lo ordenaron" y salió a la calle.
Una hora después de deambular por las calles y causar el horror de muchos transeuntes, la mujer fue detenida. El medio británico recoge declaraciones de los policías, quienes aseguran que en un primer momento la mujer parecía haber perdido la cordura, pero posteriormente empezó a colaborar. A medianoche, Bobokulova guió a las autoridades hasta el hogas donde había cometido el crimen.