Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una niña llama a emergencias para que le ayuden a ponerse los pantalones

Vestirse por las mañanas es una dura tarea. Y más aún si eres una niña de dos años. La pequeña Aaliyah llamó a los servicios de emergencia porque era incapaz de ponerse los pantalones. Sin pensarlo, la policía de Greenville (Carolina del Sur) acudió a la casa de la niña para ayudarle con su problema. 

“No puedo ponerme mis pantalones y necesito ayuda”, era la petición que recibía el servicio de emergencias de Carolina del Sur a primera hora de la mañana. La petición sonaba a broma, aun así, los servicios de emergencias decidieron ponerse en contacto con la policía de Greenville para que se pasase por la zona a comprobar que todo estaba bien. La sheriff Martha Lohnes que estaba por el lugar fue a la casa de la niña a investigar.
Fue el abuelo de Aaliyah quien abrió la puerta cuando llegó la Sheriff. Él cuidaba de la niña mientras su madre trabajaba, pero no se había enterado de las travesuras de su nieta. Tan pronto como entró la agente en la casa apareció la niña corriendo con tan solo media pierna metida en el pantalón. Aaliyah no solo fue ayudada a ponerse el pantalón, también los zapatos, por lo que a cambio le dio un abrazo a Lonhes.
Ryan, la madre de la niña, según recoge el diario ‘Independent’, había enseñado a su hija cómo usar el teléfono para llamar a emergencias por si algún día sucedía alguna emergencia, aunque reconoce que debería haberle dejado claro qué es exactamente una emergencia.