Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las heladas complican la retirada de la nieve de las carreteras

La Guardia Civil y el Ejército de emergencia no lo están teniendo fácil. Poner orden al caos que se ha formado en la A-67 y dar acceso a pueblos incomunicados se complica por varios motivos: hay terrenos inaccesibles, donde la nieve alcanza en algunos puntos los tres metros; donde las placas de hielo que se han quedado tras el paso de las quitanieves dificulta la circulación de los vehículos, que acaban bloqueando las carreteras; donde  a los copos de nieve hay que sumar el granizo y la ventisca. Con todo, en un paisaje más parecido al de Siberia que al de España, la A-67 sigue bloqueada. El tiempo no amaina y habrá que trabajar  mucho para que todo vuelva a lo de antes.