Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Alcalá de Guadaira murió de una parada cardiorrespiratoria

Los tres miembros de una misma familia que fallecieron el pasado sábado en su vivienda de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra murieron a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria cuya causa se desconoce, por lo que se está pendiente de una serie de pruebas "complementarias" que se realizarán a partir de ahora, según el avance de la autopsia practicada a los tres cadáveres en la mañana de este lunes. Sus familiares han anunciado que  van a denunciar a los servicios sanitarios por negligencia. Alegan que tuvieron que llamar tres veces para ser atendidos. Las conclusiones de la autopsia serán fundamentales para conocer que pasó realmente. La hija de la familia que ha logrado sobrevivir evoluciona favorablemente. Los vecinos se han concentrado frente al Ayuntamiento exigiendo explicaciones.

Así lo han confirmado fuentes del Instituto de Medicina Legal (IML), que han precisado que el origen y causa de dicha parada cardiorrespiratoria se encuentra pendiente de que se practiquen una serie de pruebas y análisis de laboratorio "complementarios" cuyos resultados ayudarán a aclarar de manera definitiva las circunstancias en las que se produjeron estas muertes.
Los fallecidos son un matrimonio de 61 y 50 años de edad y su hija de 14 años, mientras que la hermana de ésta, de 13 años, sigue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Infantil del Virgen del Rocío, donde evoluciona de manera favorable.
El avance de la autopsia ha sido remitido ya al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcalá de Guadaíra, que ha decretado el secreto de sumario en torno al caso, aunque la Fiscalía tiene la intención de solicitar el levantamiento del mismo, han informado a Europa Press fuentes del Ministerio Público.
Los hechos
Cabe recordar que el centro coordinador de Urgencias y Emergencias Sanitarias de Sevilla tuvo constancia del suceso a las 2,55 horas de este sábado, cuando recibió una llamada procedente del domicilio de esta familia en la que se solicitaba asistencia por un cuadro de náuseas y vómitos.
Desde el centro coordinador se envió un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos de Urgencias de Alcalá de Guadaíra, compuesto por un medico, un enfermero y un conductor, quienes atendieron a todos miembros de la familia en el lugar.
A las 09,09 horas, el centro coordinador de urgencias y emergencias de Sevilla atendió una nueva llamada en la que se solicitaba asistencia sanitaria desde el mismo domicilio debido a un agravamiento de los síntomas. Tras esto, se envió nuevamente un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias que al llegar al lugar encontró a dos adultos en estado grave y a una niña de 14 años en parada cardiorrespiratoria.
Ante este cuadro médico, los profesionales de urgencias solicitaron de inmediato un segundo equipo sanitario que se desplazó al lugar, procediendo al traslado al Hospital Universitario de Valme de un varón de 61 años y de una mujer de 50 años, que ingresaron en la Unidad de Cuidados Críticos de dicho hospital, así como de una niña de 13 años, que posteriormente fue trasladada a la UCI del Hospital Infantil del Virgen del Rocío.
Finalmente, la mujer y el hombre murieron a las 17,15 horas y las 18,00 horas de este sábado, respectivamente, según informaron a Europa Press fuentes sanitarias.
El equipo de Salud Pública de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha realizado una encuesta epidemiológica y se ha personado en el domicilio familiar, donde ha realizado una toma de muestras. Estas muestras se encuentran bajo investigación judicial y serán analizadas desde el punto de visto toxicológico y microbiológico con el fin de determinar las posibles causas del fallecimiento y de la hospitalización.
Anuncio de acciones legales
Los familiares han anunciado que denunciarán al servicio andaluz de salud por negligencia médica. Argumentan que tuvieron que llamar hasta tres veces a emergencias antes de ser trasladados al hospital Virgen del Rocío, donde murieron los padres y una de las hijas. La menor, que permanece ingresada, evoluciona favorablemente.
Este lunes, los vecinos se han concentrado frente al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira para pedir explicaciones al alcalde de lo ocurrido. Algunos señala que no se les ha ayudado suficientemente.
Los vecinos han explicado que la familia lo estaba pasando mal económicamente y que el padre, albañil en paro, había solicitado una ayuda social. Vivían de la chatarra y el cartón que el hombre recogía, pero no era suficiente y tenían que pedir ayuda para comer.