Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gabriel murió de una parada cardiaca el mismo día que desapareció

Hallan su cuerpo flotando en una laguna próxima a su casa de Vicálvaro

Se le practica al autopsia en el Instituto Anatómico Forense

Geli Vidrescu, padre del menor cuyo cadáver apareció el jueves en una laguna de Vicálvaro ha confirmado que su hijo de 12 años de edad falleció el mismo día de su desaparición, 24 de septiembre, de una "parada cardiaca", aunque desconocen las causas y las circunstancias de la muerte. Este viernes se realiza la autopsia al cuerpo de Gabriel. El cadáver estaba a unos 50 metros de la orilla junto a una tabal de surf que usaban los niños de Vicálvaro para jugar. La familia asegura que es imposible que Gabriel llegara solo allí.
A las puertas del Instituto Anatómico Forense de Madrid, Geli, acompañado del abogado de la familia José Carlos Bermúdez, ha recalcado que todavía desconocen las causas del fallecimiento y que quedan a la espera de que el juez "autorice la puesta a disposición del cadáver" de Gabriel.
Por su parte Bermúdez ha explicado que, dado que se ha decretado secreto de sumario, la familia no sabrá más detalles de la investigación hasta que conozcan el informe final.
Así, tanto el abogado como el padre han confirmado que esperarán a que se realicen las pruebas pertinentes para llevarse los restos mortales de Gabriel a Rumanía. "Hasta que no sepamos como murió no nos podemos llevar el cuerpo", ha sentenciado el padre visiblemente afectado por la muerte de su hijo.
Fue el padre quien tuvo que pasar este jueves por el duro trance de identificar el cadáver de su hijo, desparecido el pasado 24 de septiembre. Solo llevaba un pantalón, pero reconoció fácilmente marcas y manchas en la cara.
El cuerpo de Gabriel se encontraba en avanzado estado de descomposición y con signos de llevar en la laguna varios días. La policía, que no halló evidentes signos de violencia, cree que el niño pudo caer accidentalmente a la laguna artificial.Junto a su cuerpo había una tabla de surf blanca que los niños de su barrio usaban para jugar.
Su familia, en cambio, no cree que fuera un accidente e insiste en que Gabriel nunca habría ido hasta allí solo. Cuando salía solo de casa solía ir al parque en el que fue visto por última vez.