Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalanas, valencianas, madrileñas y andaluzas, las españolas más satisfechas

Mujeres entre 50 y 60 años satisfechas con su vidaGtres

Las catalanas (85,2%), valencianas (84,3%), madrileñas (84%) y las andaluzas (82,2%) son las mujeres españolas que más satisfechas se sienten con su vida, según ha reflejado el primer 'Estudio TENA Lady. La mujer española a partir de los 50', elaborado por la consultora TNS Demoscopia para TENA Lady, con el aval científico de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

Se trata de una investigación, coordinada por la psicóloga y portavoz de TENA Lady, Alicia Jiménez Castellot, y con el auspicio del presidente de la AEEM, Rafael Sánchez Borrego, que ha tenido como objetivo conocer los pensamientos, hábitos y actitudes de las mujeres entre los 50 y los 60 años, un segmento población que en esta etapa de la vida "aún tiene mucho que decir y hacer". Los datos han sido publicados con motivo de la celebración, este sábado, del Día Internacional de la Mujer.
En este sentido, el estudio ha mostrado que las andaluzas y madrileñas son las más familiares (97,2%) y disfrutan cuidando de los suyos, por delante de las catalanas y valencianas (92,2%). Además, con un 87,7 por ciento las madrileñas se sienten con más seguridad en sí misma que cuando eran joven, frente a las andaluzas (86,5%), valencianas (86,4%) y catalanas (84,6%).
"En nuestra sociedad las mujeres mayores de 50 años todavía son jóvenes y activas, y juegan un papel fundamental. Por un lado, son el pilar sobre el que gira toda la estructura familiar y, por otro lado, cumplen con su rol de mujer trabajadora y profesional", ha apostillado la experta.
Además, prosigue, a pesar de esta condición de cuidadoras y de la elevada exigencia que implican estos roles, la mujer se siente realizada y con una elevada autoconfianza y seguridad en sí misma. Según los datos, el 87,7 por ciento se siente con más seguridad en sí misma que cuando eran joven, 86 por ciento considera que es una mujer independiente y el 78,5 por ciento le gusta cuidar de su imagen exterior.
Por otra parte, el estudio ha evaluado también cuáles son los trastornos asociados a la menopausia que más empeoran la calidad de vida de las mujeres, situándose en primer lugar el dolor lumbar (60,5%), seguido de la artrosis o dolor muscular (54,4%), osteoporosis (20%), problemas cardiovasculares (16,1%) y el cáncer de mama (4,2%).
En cuanto a los factores asociados al envejecimiento, los que más preocupan a las mujeres de estas edades son la pérdida de energía (54,4%), el aumento de peso (48,9%), el insomnio (42,7%), seguido de la sequedad vaginal (32,1%), los sofocos (24,5%), las pérdidas de orina (22,3%) y las arrugas (21,5%).
Asimismo, la encuesta ha reflejado que, concretamente, el 89,6 por ciento de las madrileñas que han participado en el estudio se consideran muy activas y con ganas de hacer cosas. Con respecto a la influencia de las pérdidas de orina en su vida, el 46 por ciento manifiesta seguir manteniendo sus actividades normales del día a día y no tienen miedos a escapes.
"Esto nos indica que nos encontramos ante una normalización del problema. Aun así, sí es cierto que observamos algunas diferencias significativas entre las mujeres que tienen y no tienen pérdidas de orina en cuanto a sus actividades diarias, su ocio y vida social y su autoestima. Otro aspecto que llama la atención es el que las mujeres sin pérdidas de orina dan más importancia a estos factores que las que sí las tienen, o dicho de otro modo tienden a magnificar los problemas asociados", apostillado Sánchez Borrego.
Finalmente, en el estudio se ha puesto de manifiesto que el 89,4 por ciento de las madrileñas encuestadas que refieren pérdidas de orina extrema su higiene y más del 28,3 por ciento no consulta a su médico.