Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer a punto de casarse con el asesino de su hermana gemela

Edith Casas, Johana Casas, Victorcuatro.com

Edith Casas, una mujer de 22 años, está a punto de casarse con uno de los asesinos de su hermana gemela. Víctor Cingolani, quien era novio de la víctima, cumple una condena de 13 años en prisión por el asesinato cometido en 2010, en Argentina. La madre ha paralizado la ceremonia que se mantiene pendiente de una pericia psiquiátrica qué determine el estado psicológico de la novia.

Víctor Cingolani fue condenado por la justicia argentina al considerarlo uno de los responsable de la muerte de Johana Casas, asesinada a tiros en 2010, en Pico Truncado, en Argentina.
Cingolani y Johanna habían mantenido una relación amorosa, aunque en el momento del asesinato ya se había producido la ruptura de la pareja.
Los padres de la novia y de la asesinada están horrorizados con la decisión de su hija. Creen que esta boda con Victor Cingolani explica el desequilibrio psicológico de Edith tras la muerte de su gemela, según publicó The Huffington Post.
Por ello han pedido la cancelación del enlace matrimonial alegando el desequilibrio psicológico de Edith.
Edith Casas, por su parte, no cree que Cingolani sea el culpable de la muerte de su hermana, asesinada a tiros. El convicto ha asegurado a la BBC que Edith no es celosa y explica que " "siempre hablamos de Johana y de cómo era ella."
El condenado también ha contado que es verdad que mantuvo una relación con Johana Casas, pero que fue "casual", porque en realidad "está enamorado" de Edith.
La madre de las gemelas, Edith y Johana, ha pedido una pericia psiquiátrica para determinar si su hija está en su sano juicio. El juez ha atendido la petición y ha paralizado temporalmente la boda.