Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a una madre por pegar al conserje del instituto del que iban a expulsar a su hijo

Niños en el colegioGtres

Se ha dictado una sentencia contra una mujer que ha sido condenada a un año de prisión y a una multa por pegar al conserje del instituto en el que estudiaba su hijo y del que iba a ser expulsado. Se le ha impuesto un año de prisión y una multa de 540 euros.

La Audiencia de Málaga ha confirmado la sentencia por la que un juzgado de lo Penal declaró probajo que la mujer, habría ido con dos familiaresal instituto en el que estudiaba su hijo, ubicado en la capital malagueña, y se habría dirigido al conserje "de forma agresiva".
 Los golpes que le habría propinado, le produjeron al hombre un traumatismo de mandíbula y otras heridas, que tardaron en curar 20 días, según señalaba la resolución. En dicho documento también se apuntaba que la mujer le dijo que le iba a dar "una paliza cuando lo vieran fuera del recinto", tras lo que la víctima ha sufrido un trastorno ansioso-depresivo.
 Otro profesor del instituto acudió ante los gritos y pidió a la acusada que parara su actitud a lo que le respondió insultándole y amenazándole con "sacarle los ojos, mientras "le acercaba las manos a la cara de forma muy agresiva".
La mujer ha sido condenada por un delito de atentado y por tres faltas (amenazas, lesiones e injurias) y le ha impuesto un año de prisión y una multa de 540 euros. Además, se fijó como indemnización para el perjudicado la cantidad de 2.700 euros y se prohibió a la madre a acercarse a él a menos de 200 metros durante seis meses.
La defensa recurrió en apelación esta resolución y ahora la Sala, a través de un sentencia, ha rechazado el recurso presentado, al considerar que los testimonios de la víctima y del profesor corroboran cómo ocurrieron los hechos "y en concreto la acción agresiva de la hoy apelante".