Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando se levantó de la siesta… ¡y no recordaba cómo andar!

Miranda LicenceFACEBOOK

Su peor pesadilla llegó una vez estaba despierta. Miranda Licence decidió dormir un poco después de comer, pero para cuando levantó, no tenía control ni en sus piernas ni en sus brazos. A pesar de que fueron muchos los que le dijeron que jamás se recuperaría, esta joven de Queensland (Australia) logró, a base de mucho esfuerzo, volver a andar.

Miranda Licence tenía todo un plan en su cabeza: después de comer, dormiría un poco y se iría a correr. Pero cuando despertó, su sesión de ‘running’ se vio truncada: sus piernas y sus brazos no respondían.
En el hospital, fue sometida a varias pruebas. Ninguna de ellas mostraba una razón médica de este fallo y por ello los médicos llegaron a la conclusión de que se trataba de un trastorno disociativo, es decir, un síntoma que afectan al comportamiento y que parece una enfermedad neurológica pero no procede de ningún tipo de enfermedad.
Cuando Licence fue por primera vez a una sesión con el fisioterapeuta, no podía creer lo que sucedería: cuando se montó en la máquina de correr, sus piernas comenzaron a funcionar perfectamente. Lo mismo sucedía con arrastrarse, aunque aún no recordaba como andar. Por ello, la técnica que usaron durante dos meses para que recobrase esta habilidad fue ir reduciendo la velocidad de la máquina de correr hasta que estuviese andando.
“Estaba un día con mi novio, teniendo una conversación profunda cuando de repente me di cuenta de que estaba andando”, recordaba Miranda Licence para el ‘Daily Mail’ del día que, por fin, estuvo completamente recuperada.