Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una joven de 20 años mantiene la apariencia de una niña de siete

Una mujer de 20 años mantiene la apariencia de una niña de 7 añosInformativos Telecinco

Zeng Yushan, de 20 años, dejó de crecer a la edad de 7 años debido a un tumor hipofisario. Esto significa que carece de las hormonas del crecimiento y que nunca ha pasado por la pubertad. Ahora tiene la apariencia de una niña a pesar de ser adulta. Yushan ha trabajado durante años como 'niña mendigo', ya que su padre se aprovechaba de su apariencia infantil. Ahora, tras la muerte de su progenitor, ha sido adoptada por una familia que espera llevarla a un especialista.

La joven china con un extraño problema en su crecimiento, aparenta ser una niña de tan solo 7 años, a pesar de tener 20 años. Zeng Yushan nació en junio de 1994, en el municipio de Huzhu, en el condado de Fushun en la provincia suroccidental china de Sichuan, tal y como publica DailyMail.
A los siete años de edad, dejó de crecer y se le diagnosticó un tumor en la glándula pituitaria, lo que causó una deficiencia de hormonas del crecimiento.

La glándula pituitaria se encuentra detrás del puente de la nariz y debajo de la base del cerebro, y es del tamaño de un guisante. Libera hormonas del crecimiento y hormonas de la pubertad, entre otros, directamente al torrente sanguíneo.

Los tumores en la glándula pituitaria, en casos excepcionales, puede impedir que la gente crezca y que se desarrolle con normalidad, dijo Ashley Grossman, profesor de endocrinología de la Universidad de Oxford.

"Sin tratamiento esta mujer no crecerá en absoluto, pero envejecerá como una persona normal”.

"Algunos dicen que estos niños pueden incluso vivir más tiempo de lo esperado, pero eso es incierto”.

“En China, el tratamiento para los problemas de la pituitaria no está disponible rutinariamente a menos que pagues por ello. Los pacientes padecen esta enfermedad a menudo no reciben la ayuda que necesitan".

Ese fue el caso de los padres de Zeng, ya que no podían permitirse el lujo de pagar el tratamiento. Ésta fue la causa del divorcio de la pareja, dejando a Zeng con su padre Yul Wei, de 43 años. Pero poco después del divorcio, su padre también enfermó gravemente. Incapaz de pagar cualquiera de sus facturas, la pareja terminó en las calles mendigando.
En vez de ir a la escuela, Zeng fue utilizada como niña mendigo debido a su joven apariencia. En 2013, el padre de Zeng murió de cáncer gástrico, dejando a la joven sola. Tras meses mendigando, una pareja decidió acogerla.
Gui Liu, de 50 años, dijo que la primera vez que la vieron, él y su esposa no estaban seguros de sí era un niño o una niña, porque no tenía pelo, y había sufrido problemas físicos terribles debido a su extraña condición.

Ahora están intentando conseguir una atención médica regular. Zeng tiene 20 años, una apariencia de una niña de siete y una capacidad mental de una niña de cinco.

El Sr. Gui dijo: "Tenemos la intención de llevarla después de la Fiesta de la Primavera a un médico en la capital Beijing que pueda ser capaz de ayudarla”.

Zeng ha dejado claro que está sumamente apegada a sus nuevos padres. Su mayor deseo es poder ir a la escuela, pero no hay escuelas en este momento en las que pueda impartir clases por su edad real.