Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan a un hombre muerto con dos hachazos en la cabeza en Pontevedra

Aparece el cuerpo de un hombre con dos hachazos en la cabezaEFE

Una persona ha alertado a la policía del municipio de Vilanova de Arousa (Pontevedra) después de encontrar en una carretera secundaria el cadáver de un hombre  con heridas en la cabeza", realizadas con un hacha o un machete. Miguel P.F., de 35 años, que tenía antecedentes por droga,  murió a consecuencia de la fractura del cráneo, según fuentes de la investigación.

El fallecido era natural de A Illa de Arousa pero residía desde hace algunos meses en una vivienda próxima al lugar donde fue encontrado su cuerpo que, según han indicado fuentes de la Policía Local, había sido "arrastrado" en torno a unos "veinte metros" desde el lugar donde podría haber recibido el "primer golpe".
El hombre, de unos 35 años de edad, fue encontrado en camiseta y calzoncillos en un camino de tierra próximo a una "zona bastante boscosa", motivo por el cual se requirió la presencia de operarios municipales con el objeto de llevar a cabo un operativo de desbroce y limpieza en la zona.
Sobre las 8.10 horas de este miércoles los agentes fueron alertados por un particular de la presencia de lo que parecía ser un cadáver en un camino de tierra del lugar de A Pantrigueira, en la parroquia villanovesa de Caleiro, en las proximidades de la vivienda en la que residía este hombre de unos 35 años, natural del municipio vecino de A Illa de Arousa.
Según han informado fuentes policiales, el fallecido había recibido un "golpe bastante fuerte" en la cabeza, que le había provocado una rotura de cráneo. Asimismo, el herido también presentaba otro golpe de "menor calibre en su cabeza".
Hasta el lugar donde apareció el cadáver se han desplazado efectivos del grupo de Homicidios de la Guardia Civil, que ha abierto una investigación para esclarecer este suceso.