Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dejó notas escondidas a sus padres antes de morir de cáncer con tan solo 6 años

Una niña de 6 años muere de cáncer y deja notas escondidas para sus padresFamilia Desserich

La pequeña Elena Desserich ocultó las notas en armarios, bolsas y entre las páginas de los libros. Diez años después, sus padres todavía encuentran consuelo en ellas.

Diagnosticada con un cáncer cerebral raro e inoperable, y con apenas seis años de edad, la pequeña Elena Desserich hizo algo admirable en sus últimos nueve meses de su vida. La niña escondió centenares de notas alrededor de su casa para que sus padres, Keith y Brooke, y su hermana menor, Grace, las encontraran después de su muerte.
Entre los cajones, las maletas y entre las páginas de los libros, los mensajes escritos a mano mostraban su enorme amor por su familia. Presentaban dibujos de corazones, sonrientes figuras de palo y comentarios desgarradores como "Os quiero mamá, papá y Grace" y "lo siento estoy enferma".
Los padres de la pequeña fueron descubriendo durante casi dos años después las notas de Elena, que falleció en su cama en agosto de 2007, informa Mirrror.
Hoy, casi una década después de la muerte de su hija, dicen que continúan encontrando consuelo en los mensajes, muchos de ellos colgados en las paredes de su casa. Todavía, tanto los padres como la hermana, llevan una nota con ellos todos los días.
Los padres han fundado una organización benéfica, The Cure Starts Now, que tiene como objetivo eliminar el cáncer. A través de la fundación, el asombroso legado de Elena sigue vivo con sus padres, decididos a asegurar que a otros niños se les den más esperanzas que las que le dieron a su pequeña.
"Ella haría todo lo posible para ofrecer ayuda a los niños más pequeños, incluso llegar a los adultos cuando ella sentía que necesitaban ayuda", aseguró la madre al mismo medio.
Los Desserichs iban a remodelar su casa de Cincinnati cuando Elena fue diagnosticada con un cáncer raro de cerebro. En ese momento, la niña solo tenía cinco años y le encantaban el arte y los vestidos.
"Después de que ella perdiera esta batalla, poco a poco encontramos las primeras notas y pensamos que las habíamos olvidado". Pero asegura que después de descubrir multitud de notas y recibir una llamada de su madre en la que le decía que había encontrado una nota en el aparador de Elena en su casa, finalmente entendieron lo que pretendía la pequeña.
Y añadió que "encontraríamos notas durante casi dos años mientras abríamos poco a poco cajas, cajones y adornos navideños".
Keith y Brooke creen que su hija de alguna manera sabía que algún día necesitarían los mensajes para poder "continuar". "Creemos que Elena estaba haciendo por nosotros lo que estábamos haciendo por Grace" dijo la madre.
"A veces me veía escribiendo y yo le explicaba que estaba escribiendo notas a Grace para contarle cosas sobre las dos". Asegura que "fue su manera de hacernos saber que todo estaría bien", agregó el padre.