Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño de tres años muere de calor al quedarse encerrado en el coche

Evan TrapolinoInformativos Telecinco

Evan Trapolino únicamente pretendía coger su juguete del coche. Sin embargo, se acabó quedando encerrado dentro del vehículo, donde sus padres lo encontraron muerto 40 minutos después.

El pequeño salió de su casa de Houston (Texas) por la puerta delantera sin que sus padres se diesen cuenta. Según deduce la policía, el pequeño accedió al coche por las puertas delanteras, que estaban abiertas. El pequeño se pasó a la parte trasera para coger su juguete, pero no pudo salir debido a que estas puertas tenían el candado de seguridad para niños. Por lo que Evan creyó estar encerrado.
Cuando sus padres se dieron cuenta de que el niño no estaba dentro del hogar y salieron para comprobar si estaba en el jardín, encontraron su cuerpo en la parte trasera. La causa de la muerte fue debido a un golpe de calor, debido a que el coche estaba aparcado al sol, según recoge el diario 'Mirror'.