Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los guardias de seguridad hicieron lo correcto al matar al gorila Harambe

"Estamos muy agradecidos al Señor porque nuestro hijo esté bien", expresó en un comunicado la familia del niño de tres años salvado, tras caer en el foso de los gorilas del zoológico de Cincinnati. Una investigación federal ha deteminado que los guardias del parque actuaron de forma eficaz durante el incidente que provocó tanta polémica por la muerte del animal.

El animal, que se le acercó al pequeño fue abatido por los guardias de seguridad, provocando la polémica sobre la necesidad de matar al simio Harambe al poner en peligro o no la vida del niño.
Un informe Federal, después de realizar una investigación sobre el incidente en el que se vio envuelto un niño y llevó a la muerte de un animal en peligro de extinción, ha publicado que el parque zoológico no cumplía los estándares de seguridad exigidos,  según lo publicado por ABCNews.
La portavoz de Agricultura explicó que el zoológico había pasado varias inspecciones, la última en abril, un mes antes del incidente, que reveló que no eran suficientemente efectivas las barreras que separaban a los animales de los visitantes. El centro corrigió las señalaciones con una red adicional para evitar nuevos incidentes.
Sin embargo, la investigación federal, también exoneró de responsabilidad de la muerte del animal a los guardias de seguridad que en opinión de estos actuaron de forma eficaz y correcta después de que el pequeño cayera en el foso.