Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 6.400 migrantes y refugiados pasaron por los CETI de Ceuta y Melilla en 2016

Un total de 6.401 migrantes y refugiados han ingresado a lo largo de 2016 en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla, cifra que supone un descenso respecto del año anterior, cuando a mediados de diciembre ya se contaba el paso de más de 11.150 personas por las instalaciones de ambas ciudades autónomas.
El número de ingresos en el CETI es un indicador bastante aproximado del número de migrantes que han entrado en la ciudad autónoma por vía regular o irregular, ya que se trata del principal recurso residencial y el paso por allí acaba siendo imprescindible para conseguir un traslado a la Península.
Según los datos oficiales a los que ha tenido acceso Europa Press, al CETI de Melilla han llegado 3.993 personas en todo el año, en su mayoría refugiados sirios que han entrado por el puesto fronterizo de Beni Enzar, ya que este se ha convertido en el segundo punto de entrada a Europa de quienes huyen del conflicto. En 2015 a mediados de diciembre se contaban 8.900 ingresos, la mayoría también de sirios.
De hecho, de acuerdo a las cifras del Ministerio del Interior, España ha recibido 9.850 peticiones de asilo hasta el 30 de septiembre de 2016, la cifra más alta de los últimos 15 años, y de ellas, casi la mitad se habían presentado en el citado puesto fronterizo de Melilla, fundamentalmemte impulsadas por personas que huían de la guerra en Siria.
En consecuencia, a lo largo del año la mayor parte de la población del CETI de Melilla eran solicitantes de asilo y de ellos, de acuerdo a los datos del ACNUR, el 60 por ciento eran mujeres y niños. De hecho, a mediados de diciembre se contaban en torno a 900 personas en el centro --su capacidad es de 480 plazas pero está sobre ocupado crónicamente--, y de ellas, cerca de un tercio eran menores de edad.
Durante el mismo año, fueron trasladadas a la Península 3.883 personas desde el CETI de Melilla en grupos que suelen viajar en barco para después, ser redistribuídos, ya sea a centros de acogida para inmigrantes vulnerables de las ONG, ya sea a recursos específicos para refugiados o ya sea a los Centros de Internamiento para su expulsión.
En cuanto al CETI de Ceuta, ciudad autónoma que no ha recogido aún solicitudes de asilo en la oficina creada ad hoc en la frontera, se han inscrito en caliad de beneficiarias, 2.408 personas en todo el año frente a las 2.255 que lo hicieron en 2015. A diferencia del caso de Melilla, en su mayoría proceden de países a al Sur del Sáhara.
En el mismo periodo fueron trasladadas desde allí a la Península 2.269 personas para ser acogidas o deportadas. El momento más crítico del año en estas instalaciones fue a primeros de diciembre, cuando más de 400 migrantes saltaron la valla fronteriza de la ciudad autónoma y a falta de espacio en el CETI, tuvieron que ser alojadas en tiendas de campañas militares en un aparcamiento municipal.
Según informaron a Europa Press en la Delegación del Gobierno en Ceuta, al cierre de diciembre quedaban 948 personas en el CETI, todas dentro de sus instalaciones aunque algunas todavía alejojadas en tiendas de campaña y literas provisionales dentro de su pabellón polideportivo, ya que se rebasaba la capacidad máxima de 512 plazas con la que cuenta el centro.
De acuerdo a las mismas fuentes, desde el 1 de enero hasta el pasado 23 de diciembre ha entrado irregularmente en Ceuta en saltos en grupo, por la vía marítima o en dobles fondos practicados en vehículos que atraviesan el paso fronterizo del Tarajal un total de 2.522 migrantes, la inmensa mayoría de origen subsahariano (1.898) y 514 de nacionalidad argelina.