Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo mejora su cuerpo en dos años sin tomar alcohol ni cafeína?

AlcoholReuters

La historia de Tobias van Scheneider, neoyorquino, sirve de ejemplo para aquellas personas que se hayan propuesto a comienzo de año abandonar el alcohol o las bebidas con cafeína. El hombre dejó de consumir estos productos hace ya dos años y, desde entonces, cuenta su experiencia en un blog personal donde explica las mejoras que está sufriendo su cuerpo y, también, su bolsillo. 

Uno de los rituales que se repiten a comienzos de cada año es la de crear una lista de propósitos a realizar como dejar de fumar, comenzar una dieta, hacer ejercicio o, en este caso, abandonar el alcohol y las bebidas con cafeína. Una serie de objetivos que de llegar a cumplirse pueden ser más que satsfactorios, mejorando considerablemente el estado de salud del que lo realiza y sirviendo de ejemplo para amigos y familiares.
Tobias van Schneider, un residente de Nueva York, decidió hace dos años, exactamente en enero de 2015, abstenerse completamente de consumir alcohol y cafeína. Una decisión que no tuvo vuelta atrás y que, tres días antes de la llegada del año 2017, compartió en su blog personal, según informa The Independent.
El americano encontró una serie de cambios drásticos en su vida y no solamente en su cuerpo y salud, sino que también vio mejorada su economía y su salario a final de cada mes. Según los cálculos de Tobias, podría haber gastado en el pasado una cifra de 32 euros en bebidas alcohólicas de forma diaria. Es decir, aproximadamente unos 950 euros mensuales. El autor señala que gastaba una gran cantidad económica en ir a bares y en adquirir una o dos botellas de vino a la semana.
Al no consumir alcohol, la vida nocturna se disolvió. Al estar liberado de alcohol no solamente comenzó a dormir mejor por las noches, sino que también a despertarse de manera más fácil por las mañanas, sin la resaca correspondiente que puede dejar una salida en un pub.
Además, Tobias también dijo adiós a las bebidas que poseen cualquier tipo de cafeína. Se desprendió del café y, para él, fue una decisión que le ha hecho sentirse mucho mejor diariamente. "La eliminación del café en mi menú me ha ayudado a estar más relajado, el café siempre me estresaba", matiza. Por último, ha añadido que la eliminación de esta bebida ha hecho que mejore su digestión.