Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos se comprometen a definir un marco para la formación médica para desligarla de conflictos de interés

La Asamblea General de la Organización Médica Colegial se ha comprometido a elaborar un documento para definir un marco "adecuado" para la formación médica, con el objetivo de que esté "totalmente desligada" de conflictos de interés.
En concreto, la intención de la organización con dicho documento es clarificar "lo que es y lo que no es formación médica", que se identifique a los agentes que deben impartir esta formación y la responsabilidad de los mismos en facilitarla, y definir los diferentes mecanismos para acceder a ella, así como los criterios de calidad y acreditación.
"La situación generada se convierte en una oportunidad única para normalizar la situación y desde la OMC nos hemos comprometido, desde la independencia y el deber del cumplimiento de nuestras normas deontológicas a asumir la encomienda de definir el marco por el que se debería regular la formación médica en España, y especialmente para garantizar la transparencia y así evitar los conflictos de interés", ha comentado el presidente de la OMC, Serafín Romero.
OTROS TEMAS ABORDADOS
Por otra parte, durante la Asamblea se ha informado de la reunión mantenida el pasado 29 de mayo con el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, quien, como se ha recordado, expresó a Romero el compromiso de modificar el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) tras la decisión de Farmaindustria de hacer "transparente" las transferencias de valor a los médicos para su asistencia a actividades formativas a partir del 1 de enero de 2018 con el objeto de que las mismas no tributen.
Otro de los temas abordados ha sido el informe sobre iatrogenia elaborado por la OMC y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).
"Se trata de un informe para el estudio, control y prevención de la iatrogenia que la OMC y SESPAS decidieron poner en marcha hace dos años por la importancia del problema de salud pública y la necesidad insoslayable de, en la medida de lo posible, controlarlo", ha explicado el vicepresidente segundo de la corporación, Javier Font, tras incidir en el impacto que tiene en los pacientes y la población, así como sobre los profesionales y el Sistema Sanitario.
Finalmente, el documento sobre este problema, derivado de los efectos adversos, indeseados, complicaciones, riesgos, incidentes, negligencias, fallos o mala praxis que conlleva la actuación sanitaria en los pacientes, recoge una definición conceptual del problema, sus causas latentes de sobrediagnóstico y sobretratamiento, los ámbitos generales y específicos, consideraciones sobre las estimaciones de su impacto potencial y costes sociales.