Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La medición de la presión intraocular ayuda a detectar a tiempo patologías oculares, según los expertos

La realización de al menos una revisión oftalmológica anual que incluyan pruebas de oftalmología orientadas a las características de cada paciente, como es la medición de la presión intraocular, ayudan a detectar a tiempo patologías oculares, según han destacado desde el Servicio de Oftalmología del Hospital Vithas Xanit Internacional, liderado por el doctor Cilveti.
La presión intraocular es uno de los factores de riesgo más importantes a tener en cuenta en el diagnóstico y seguimiento del glaucoma, la segunda causa de ceguera en el mundo, por lo que la medición de esta se trata de una de las pruebas de oftalmología más comunes.
La medición de la refracción automática del ojo es otra de las pruebas que los especialistas pueden realizar, y sirve para detectar de forma rápida y fiable si el paciente tiene algún defecto óptico que se procederá a corregir a tiempo con gafas, lentillas o incluso cirugía refractiva.
Otra de las más comunes es la determinación de la agudeza visual, que sirve para conocer el grado de visión del paciente, determinando las letras más pequeñas que este puede leer y, para ello, se utilizan unas tablas especiales con letras o imágenes y el paciente se coloca a unos 6 metros de distancia y va diciendo las que pueden y no puede ver.
Por último, la prueba de la 'rejilla de Amsler' ayuda al especialista a determinar si existe o no alteración en la mácula del ojo, lo que permite diagnosticar patologías como la degeneración macular, que normalmente está asociada a la edad y que se ha convertido en la principal causa de ceguera por encima de los 55 años.