Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre mata a su esposa en un crucero “por reírse de él”

cruceroFacebook

Kenneth Manzanares fue acusado de asesinar a su esposa, Kirsty, de 39 años, en un crucero en el que ambos viajaban hacia Alaska. Uno de los pasajeros a bordo descubrió la escena del crimen al ver la habitación de la pareja salpicada de sangre. Cuando éste le preguntó a Manzanares, el acusado justificó el acto diciendo que Kirsty "no paraba de reirse de él".

Después de que un testigo descubriera el cuerpo de Kirsty lleno de sangre en la habitación que el matrimonio compartían en el barco, el FBI ha reportado que Manzanares asesinó a su esposa porque ésta no dejaba de “reírse de él”. 
El agente especial del FBI, Michael Watson, ha detallado que el personal médico atendió a un incidente en el camarote de la pareja después de las 21:00 hora local, pero nada pudieron hacer por su vida ya que  Kirsty fue encontrada con una grave herida en la cabeza.
Uno de los oficiales de seguridad a bordo del barco confesó entonces  a los investigadores que vio sangre en manos y ropa del señor Manzanares, e inmediatamente las autoridades detuvieron y esposaron a Manzanares en la cabina contigua.
El testigo que encontró el cuerpo sin vida de Kirsty preguntó a Kenneth que había sucedido, a lo que Manzanares contestó: “ella no dejaba de reírse de mi”, según narró el testigo a las autoridades.
La pareja, procedente de Utah, Estados Unidos, disfrutaba de un relajante viaje a bordo del  buque Princess Cruises con destino final Alaska, según informa ABC News.