Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mastectomía preventiva no aumenta significativamente la esperanza de vida

Se resuelve el misterio sobre el origen del cáncer de mamaInformativos Telecinco

Las mujeres con alto riesgo de padecer cáncer en el pecho sano, son aquellas con una historia familiar de cáncer y que dan positivo para los genes BRCA1 y BRCA2 de mama u ovario, según los resultados de una investigación presentados en el Congreso Clínico del Colegio Americano de Cirujanos de 2013, en los que se concluye que extirpar el pecho sano en las mujeres con cáncer de mama no proporciona un beneficio de supervivencia necesariamente.

Cada vez es más común que las mujeres con cáncer de mama en etapa temprana tomen la decisión de someterse a una operación mediante la que extirpan ambos pechos, la llamada mastectomía profiláctica contralateral. Un gran número de pacientes decide extirpar ambos senos, a pesar de que el riesgo de desarrollar cáncer en la otra mama es muy bajo.
Todd M. Tuttle, jefe de Oncología Quirúrgica de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis, Estados Unidos, ha asegurado que se han realizado varias investigaciones en los últimos años que indican que "puede haber un beneficio de supervivencia para las pacientes que han decidido extirpar su mama sana", pero que mediante el estudio del que es coautor "se proporcionará a médicos y pacientes información precisa acerca de si la supresión de la mama sana afectará a su supervivencia".
Los científicos han realizado un estudio de modelización analítica entre las mujeres sin mutación del gen BRCA. Dentro de este grupo, los investigadores compararon a las mujeres que se sometieron a mastectomía profiláctica contralateral, con aquellas que tienen cáncer de mama en etapa temprana en un seno y no han eliminado el segundo pecho. En el estudio, se ha incluido información sobre el tratamiento y la supervivencia del cáncer de mama temprano, con datos de más de 100.000 mujeres que han participado en los ensayos aleatorios en los últimos 30 años en Estados Unidos.
Los expertos calcularon la ganancia de esperanza de vida de la mastectomía profiláctica contralateral, entre los grupos de mujeres con diagnóstico reciente de cáncer en una mama a la edad de entre 40 a 60 años, el estado del receptor de estrógeno positivo o negativo y la etapa del cáncer I o II. Los resultados concluyeron que la máxima ganancia de esperanza de vida para las mujeres que se sometieron a mastectomía fue de seis meses en todos los escenarios, incluyendo la edad, el estado del receptor de estrógeno y la etapa de la enfermedad.
Según Tuttle, este estudio ayudará a que pacientes y médicos puedan tomar decisiones más informadas al elegir entre los diferentes tratamientos, entre ellos la opción de una doble mastectomía, que, atendiendo a los resultados del estudio, no mejoraría significativamente la tasa de supervivencia de la paciente, si no tiene un cáncer de mama hereditario.