Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pierde la custodia tras tratar las convulsiones de su hija dándole un batido con marihuana

Pierde la custodia tras tratar las convulsiones de su hija dándole un batido con marihuanaFacebook

Natural de Boise County, en Idaho, Estados Unidos, Kelsey Osborne acaba de perder la custodia de su hija Madyson, de tres años, y su hijo Ryker, de dos, después de que se descubriese que trataba las convulsiones que le dan con frecuencia a su pequeña empleando marihuana de uso recreativo.

Kelsey Osborne, de Boise County, Idaho, Estados Unidos, confiesa estar "destrozada" después de que el Departamento de Salud y Bienestar le haya quitado la custodia de su hija Madyson, de tres años, y su hijo Ryker, de dos.
Ahora, ambos se encuentran al cuidado del padre de los pequeños, y Kelsey solo podrá verlos a través de visitas supervisadas.
La razón: decidió tratar a su hija, propensa a sufrir convulsiones y alucinaciones, con marihuana de uso recreativo con el propósito de calmarla.
Concretamente, fue un batido que le preparó empleando mantequilla de marihuana lo que terminó por revelar en un análisis médico posterior que la pequeña daba positivo por este psicotrópico.
En este sentido, las autoridades no han dudado en calificar su actitud de irresponsable, al tiempo en que ella ha asegurado que sintió que ese era su "último recurso", insistiendo en que hizo lo correcto: "He visto con mis propios ojos que personas en su mismo estado la han usado y les ha ayudado o ha ayudado a sus hijos", afirmó en declaraciones recogidas por KTVB.
Así, asegura que luchará por recuperar de nuevo la custodia de sus pequeños: "No voy a rendirme hasta que les tenga de vuelta en casa, donde ellos me han suplicado que esté. No voy a parar. No pararé. Si me lleva dos años recuperarlos, entonces me llevará dos años", recalca.
Por su parte, expertos del citado Departamento de Salud y Bienestar, informan de que la marihuana empleada como tratamiento médico para la epilepsia, "no tiene THC (principal constituyente psicoactivo del cannabis), por lo que no parece tener ningún tipo de daño para el cerebro, mientras que la de uso recreativo sí lo causa, por lo que no es seguro para los niños".
No obstante, en Idaho es "totalmente ilegal" cualquier forma de marihuana, sea cual sea su uso, si bien en Boise existe un programa que emplea aceite de cannabidiol de forma autorizada como parte de un tratamiento experimental para niños con epilepsia severa. Éste, no posee el THC, y tal y como recalcan "es una sustancia totalmente diferente", por lo que insisten en que no debe confundirse.
A este respecto, el caso ha vuelto a generar debate, con muchas voces pidiendo una reforma que la haga legal en su uso médico, así como también son muchos los que reclaman que a Kelsey le sea devuelta la custodia de sus hijos.