Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncia que su marido murió porque el hospital no tenía medios para atenderlo

María Victoría perdió a su marido el día de Navidad. Ingresó en el hospital de Tarragona por un infarto. Necesitaba un catéter en una arteria pero por recortes la sala de hemodinámica sólo se abre 12 horas al día. Decidieron trasladarlo en ambulancia a Barcelona. Pero tuvieron que regresar porque Enric sufrió una nueva crisis. Lo intentaron de nuevo. A los pocos kilómetros falleció. Maria Victoria señala que "si la planta hubiera estado abierta se hubiese salvado y no quiero que esto vuelva a pasar. No pido nada más".  En Cataluña hay 8 salas de hemodinámica, pero las 5 que están abiertas las 24 horas están en Barcelona.