Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El maquinista del tren siniestrado en Galicia se niega a declarar ante la Policía

Francisco José Garzón Amo, el maquinista del tren Alvia que sufrió un grave accidente el pasado miercoles, se ha negado a declarar ante la Policía, acogiéndose a su derecho a no hacerlo, informaron fuentes policiales. Sus familiares han rechazado este viernes dar información sobre el estado en el que se encuentra.

El conductor del tren, quien reconoció poco después de producirse el siniestro que iba a una velocidad de 190 kilómetros por hora, cuando la velocidad límite en ese tramo era de 80 kilómetros por hora, se encontraba acompañado de su abogado en el momento en el que la Policía intentó que prestara declaración.

Francisco José G.A. permanece ingresado en el Hospital Clínico, custodiado por la Policía, que este jueves a las 20.00 horas decidió formalizar su detención, imputado "por imprudencia en relación con los hechos producidos".

La Policía le leyó sus derechos al imputarle "un hecho delictivo" vinculado "a la posible imprudencia y a la autoría del accidente producido".
A disposición judicial

Posteriormente, pasará a disposición judicial del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela, Luis Alaiz, para lo cual existe un plazo de 72 horas desde que se materializó su detención policial, este jueves a las 20.00 horas.

El juez podría tomarle testimonio también en el hospital, dependiendo de su situación médica. La comisión judicial también tiene pendiente de abrir la caja negra del tren Alvia accidentado, que permanece bajo custodia de la Policía Judicial.
Sus familiares prefieren no hablar
Algunos de sus familiares han rechazado este viernes dar información sobre el estado en el que se encuentra el conductor.
"Es mejor no hablar", ha trasladado a Europa Press una familiar del maquinista, antes de que éste fuese interrogado. Tras la visita de los inspectores de la Policía Judicial, allegados del conductor han rechazado de nuevo dar información sobre su estado, el plazo que se maneja para su alta médica o su situación judicial.
"Si se dice que no es que no", ha esgrimido una de las personas que permanecen a las puertas de la habitación en la que se encuentra el maquinista, en el área de hospitalización del Clínico, antes de pedir a los medios de comunicación que "respeten" su deseo de permanecer en silencio en un momento "difícil".
Pese al rechazo de los familiares a pronunciarse sobre su estado, Europa Press ha podido saber que un equipo médico le visitó en torno a las 11.30 horas y que, en principio, no tiene problemas graves de salud, puesto que sufrió heridas leves en el siniestro.
Fuentes sanitarias consultadas, asimismo, han sugerido que los agentes que custodian al maquinista se encontrarían con él dentro de su habitación.