Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sus fotos de antes y después del maquillaje se convierten en meme

Sus fotos de antes y después del maquillaje se convierten en memeInstagram

Ashley VanPevenage de Tacoma, Washington, dejó a una amiga maquilladora que la maquillara cuando sufría una reacción alérgica. Su amiga subió a Instagram el antes y después pero, sorprendentemente, se convirtió en viral. Tanto usuarios de Instagram como de Twitter empezaron a comentar las imágenes, incluso haciendo memes, lo que minó la autoconfianza de Ashley hasta el punto de no salir de casa con la cara lavada.

Una joven universitaria ha vivido la dolorosa experiencia de ver cómo su fotografía se convertía en un cruel y ampliamente compartido meme. Ashley VanPevenage, que sufría una reacción alérgica que le dejó la cara llena de puntos rojos, como si fuera acné, no se dio cuenta de cómo se exponía cuando dejó a una amiga maquilladora que compartiera el antes y después de sus fotografías en Instagram, informa Daily Mail.
Una seguidora de la amiga maquilladora compartió la imagen en Twitter para demostrar admiración por el maquillaje logrado. Con el paso de los días, la imagen de la joven de 20 años fue compartida miles de veces junto a desagradables comentarios criticando su apariencia. Eso minó su autoestima hasta el punto de no dejar su casa si no era maquillada.
Finalmente, Ashley decidió subir un vídeo a youtube compartiendo su experiencia y cómo la está dejando atrás. “Soy la primera que me entretenía con memes, pero cuando eres tú quien está en el meme y estás tratando con todos estos comentarios crueles, es una historia diferente”.
“Nunca me he sentido incómoda saliendo en público con mi piel natural, mi pelo natural, hasta que esta imagen fue compartida. Después de leer todos estos comentarios, perdí mi confianza. No me gusta salir en público sin maquillar o sin peinar”, explica la joven.
La gente parece olvidar que las cosas que se escriben en las redes sociales son sobre una persona real y que esa persona tiene que leer cosas terribles que los extraños dicen sobre ella, indica Ashley.
Con el tiempo, esta universitaria decidió no permitir que estos comentarios la definieran. “Me di cuenta de que no son la persona que yo soy y la opinión de la gente no me importa, y no debería importarle a nadie”, subraya. “Todo el mundo debería sentirse guapo en su piel y no importa lo que haya en tu cara. Lo que realmente importa es quién eres realmente”, concluye.