Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un seísmo de 7,6 grados sacude Costa Rica

Aviso de tsunami para Costa Rica, Panamá y Nicaragua

Una mujer de 55 años muere por un ataque cardiaco atribuido al terremoto

Cruz Roja no tiene constancia de heridos tras el seísmo

Las autoridades "llaman a la calma" en las zonas costeras

Un terremoto de 7,6 grados en la escala Richter se ha producido en las proximidades de Costa Rica, según ha informado el Servicio Geológico de Estados (USGS). El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico ha informado de que el área de alerta de tsunami queda reducida a Costa Rica, Panamá y Nicaragua con lo que se retira el aviso para El Salvador, Honduras, México, Colombia, Ecuador, Guatemala y Perú. La Cruz Roja costarricense no tiene constancia de que el seísmo haya provocado víctimas, aunque ha señalado que una mujer de 55 años ha muerto en la provincia de Guanacaste por un paro cardiaco atribuido al terremoto.
En un nuevo comunicado, el centro ha informado de que el área de alerta de tsunami queda reducida a estos tres países y se retira el aviso para El Salvador, Honduras, México, Colombia, Ecuador, Guatemala y Perú.   
La Comisión Nacional de Emergencias ha descartado en un comunicado la posibilidad de que llegue un tsunami a las costas, como llegó a temerse en un primer momento. La presidenta del país, Laura Chinchilla, también ha informado en su Twitter de que no hay riesgos en este sentido y ha explicado que los geólogos y oceanógrafos que examinan la situación "llaman a la calma" a las personas que residen en zonas costeras.
Víctimas y heridos
La Cruz Roja costarricense no tiene constancia de que el terremoto haya provocado heridos aunque ha informado de la muerte de una mujer de 55 años en la provincia de Guanacaste, en el noroeste del país, por un paro cardiaco que la organización ha atribuido al seísmo.
Daños materiales
La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias ha recibido avisos sobre derrumbes de carreteras y puentes en varios puntos, así como de caídas de objetos, cortes en el sistema de electricidad y daños en estructuras de viviendas, especialmente en la península de Nicoya, ha indicado el organismo en un comunicado.
Así, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, ha fijado como "prioridad" en la evaluación de daños el análisis de las principales rutas nacionales, de hospitales y de escuelas. Como medida de precaución, se ha evacuado un hospital de la ciudad de Puntarenas, capital de la provincia homónima.
El primer temblor, sentido en prácticamente todo el país, se produjo a las 8.42 (hora local) y tuvo su epicentro ocho kilómetros al suroeste de Sámara, la localidad más cercana al epicentro. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) situó su origen a unos 40,8 kilómetros de profundidad y a 60 kilómetros de la ciudad costarricense de Liberia y a 141 de su capital, San José.
La Red Sismológica Nacional ha constatado más de una decena de réplicas tras el seísmo.