Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SED pone de manifiesto la importancia de la medición objetiva del dolor para la optimización del diagnóstico

La Sociedad Española del Dolor (SED) ha organizado su XIV Congreso, que se celebra en Murcia desde este viernes hasta el sábado 3 de junio bajo el lema 'Avanzando en el estudio y tratamiento del dolor', en el que la medición objetiva del dolor se ha postulado como un reto "indispensable" para avanzar en la optimización del diagnóstico.
"El dolor solo puede ser medido mediante el reporte del paciente; podemos explorar al afectado y averiguar si existen lesiones internas o externas que justifiquen este, pero en muchos casos no encontramos una relación directa entre su intensidad y las lesiones que pueden o no existir", ha explicado el catedrático Emérito de la Universidad McGill (Canadá), Fernando Cerveró.
En este encuentro, donde se ha reunido a más de 800 profesionales, se están impartiendo sesiones de todo tipo, desde la explicación de las diferencias y similitudes entre el dolor visceral y somático, hasta las técnicas de imagen en el diagnóstico de patología del raquis.
En esta línea, el dolor visceral proviene de los órganos internos (estómago, intestino, pulmones, órganos uro-genitales), es más prevalente y causa habitual de la visita al médico; mientras que el somático pertenece a estructuras más superficiales (piel, músculos, articulaciones) y suele ser consecuencia de un traumatismo o lesión, según ha explicado el doctor Cerveró.
"El primero se localiza mal, es difuso, desagradable y parece estar localizado en áreas del cuerpo lejanas del órgano dañado; el segundo es menos difuso y se localiza siempre en el área dañada", ha añadido.
En cuanto a las técnicas de imagen en el diagnóstico de patología del raquis, el radiólogo de la Clínica Mayo (Rochester), Timothy Maus, ha señalado la labor de las intervenciones mínimamente invasivas de la columna vertebral en el diagnóstico y tratamiento de los procesos dolorosos de la enfermedad vertebral.
Así, la resonancia magnética sigue siendo el pilar "fundamental" del diagnóstico espinal, según el doctor Maus, quien ha resaltado la mejora de la calidad de imagen, velocidad de adquisición y capacidades adicionales así como la evolución de la tomografía computarizada en la reducción de la exposición a la radiación.
Durante el Congreso también se ha destacado el papel fundamental que tiene la Enfermería en la mejora de la gestión de estas unidades, así como la posible conexión que podrían tener las Unidades del Dolor con las Áreas Básicas de Atención Primaria, tal y como ha propuesto la doctora jefa de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, Victoria Ribera Canudas.