Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Tenía la esperanza de mantener el ojo aunque no viera”

El día de la huelga general Esther salió a la calle para luchar por sus derechos, pero perdió un ojo. “En el primer momento me di cuenta de que el golpe que me habían dado era muy fuerte”, relata, “pero tenía la esperanza de que aunque no pudiera ver podría mantener el ojo”. Pero no ha sido posible y tendrá que llevar una prótesis.